17 Pasos para Sacar por fin a tu Escritor@ y Creador@ de tus Entrañas (+ Noticia Importante)

 

Por Gonzalo Fuentes

 

Llevo unos 18 años escribiendo, 21 meses escribiendo semanalmente en este blog, y tengo una noticia fresca e importante para todos aquellos que seguís El Día Después con asiduidad (y a los que no, espero que también os pueda interesar).

 

En este artículo voy a hablar de las pautas y procesos que me ayudan a escribir tanto últimamente. No lo voy a hacer desde una visión técnica, sino desde el punto de vista de hábitos, productividad y creatividad. Algunas de ellas pueden incluso servirte para crear otras cosas en tu vida que no sea escribiendo.

 

Como ya te he comentado, llevo muchos años escribiendo, con algunas intermitencias. He pasado por muchas fases, pero algunos hitos importantes son:

  • A los 16 años, y sin tener ni idea de escribir, me lancé a escribir el guión de un largometraje, que aunque nunca se llevó a cabo, creo que no quedó del todo mal pese a mi edad.
  • A los 18 años comencé a llevar libretas siempre conmigo para escribir ideas, posibles canciones y recordar sueños.
  • A los veintipoco estuve un tiempo en un taller de escritura online para profundizar como se escribe un guión, como se escriben poesías y relatos cortos.
  • A esa misma edad escribí varios cortometrajes, relatos cortos y microrrelatos (con uno de ellos que llego a ser finalista de un concurso y publicado).
  • Hacia los 25 terminé un libro de poesías titulado “Espacios de crisis” del cual salieron después muchas canciones.
  • Durante los siguientes años escribí mucho menos y me limité a escribir algunas canciones. Pensaba que no volvería a escribir.
  • En Enero del 2013 comencé este blog y desde entonces he escrito más que nunca, con más disciplina y de una manera completamente diferente: ya no pensaba tanto en mí cuando escribía sino en el beneficio que podrían recibir los lectores, o lo que es lo mismo, tú.
  • Y ahora viene la noticia importante. Entre Octubre y Noviembre de este año, es decir, ya, espero sacar a la venta lo que sería…

¡¡¡¡¡El primer libro de este blog!!!!

 

Y no sólo eso, sino…

 

¡¡¡Mi primer libro a la venta!!!!

 

Sí, aun con el rabo entre las piernas, os quiero anunciar esta noticia para comprometerme aun más con este proceso y finalmente dar un paso más fuera de zonas de confort y miedos. Era una idea con la que jugaba desde hace algún tiempo, motivada entre otras cosas por poder ofrecer algo que pueda vender, desde una plataforma en la que el 99,999% de lo que os ofrezco es gratuito. Pero esta quita mucho tiempo y energía, y tengo que comer, y comer cuesta dinero. Y no fue hasta que encontré algo que realmente pensara os pudiera beneficiar y que me viera capaz de hacerlo que me puse a ello hace unos tres meses.

 

El título del libro y de qué tratará me lo reservo para crear un poquito de misterio y suspense, que así es más divertido. Va a ser un libro digital en principio. Me propuse terminar el grueso del libro para mediados de septiembre, y he cumplido ese plazo. Luego me hacía ilusión poder sacarlo a la venta en mi cumpleaños, pero el 10 de Octubre es la semana que viene y no llego a tiempo. Así que finalmente espero que lo podáis leer hacia finales de Octubre o principios de Noviembre.

 

Y tras este importante anuncio, vamos al tajo de lo que tenemos hoy entre manos.

 

Cómo sacar ese escritor y ese creador que llevas dentro y que siempre encuentra excusas y dificultades para expresarse.

 

Escribir tiene numerosos beneficios. Es una manera de comunicarse que puede llegar a más gente si ese es tu propósito, causando un posible impacto. Genera una capacidad de reflexión sobre tus propios conocimientos y pensamientos distinta a la forma hablada, y muy útil cuando no tienes a nadie con quien hablar. Te ayuda a comunicarte de manera distinta con los demás. No es lo mismo escribirle a alguien un mensaje que llamarlo. Refuerzas tu aprendizaje sobre aquello que ya conoces y te ayuda a después comunicarlo incluso verbalmente con mayor habilidad. Puedes utilizarlo para crear un blog para llevar más lejos tu negocio o para empezar uno nuevo. Puedes dedicarte al oficio de escribir. Y por último, es creativo y puedes hacer arte con lo que escribes.

 

Seguro que hay más beneficios que se me escapan, pero estos son los principales.

 

Mucha gente me dice que le gustaría escribir, o escribir mejor, o desarrollar alguna faceta creativa. Escribir mejor es una cuestión de trabajo y práctica. Escribir es una cuestión de escribir. No tiene más. De ponerse manos a la obra. Es en esto último en lo que creo que más puedo ayudarte, aprendiendo a conectar con tu lado creativo, a perder miedos y a generar hábitos de escritura.

 

Estos son los pasos que te propongo desde mi propia experiencia:

 

17 Pasos para Sacar por fin a tu Escritor@ o Creador@ de tus Entrañas

 

1. Date un tiempo sólo para escribir. Lo primero que has de hacer es decidir que durante un período de tiempo lo único que vas a hacer es escribir. Da igual que sean 10 minutos que 20 que una hora. Toda tu atención se centrará en el acto de escribir. Empezar con tiempos más pequeños es más recomendable y te aleja de excusas de falta de tiempo.

 

2. Elimina distracciones. En esta sociedad sobreestimulada has de tomar tú las riendas de tu vida y qué estímulos no quieres. Si vas a escribir en el ordenador, necesitarás las redes sociales fuera, el correo fuera, las webs fuera. Abre tu procesador de texto y punto. Ahora estáis tú y la hoja en blanco. Y para rematar, apaga el móvil. Lo que vas a hacer es sagrado.

 

3. Crea una atmósfera. Cuando escribes has de sentirte a gusto y con una atención plena. Para ello has de tener un lugar donde te gusta trabajar, quizás con una imagen inspiradora, una luz agradable, con una ventana delante, o quizás enfrentando una pared completamente blanca. También puedes decidir tener música de fondo. A muchos escritores les ayuda esto último. Cuando yo empecé este blog escuchaba de fondo música clásica interpretada con ukelele. Pero dejé de hacerlo porque la música atrapa demasiado mi atención. Ahora escucho Audio Acupuncture de iAwake Technologies que son sonidos de naturaleza y con una tecnología con múltiples beneficios tales como estar más concentrado y conectado. A veces también el silencio es tu mejor aliado.

 

4. Empieza. Ya sea que tengas claro lo que quieres escribir, sea una idea vaga o no tengas ni la más remota idea, simplemente comienza. Permite que las palabras fluyan sobre la pantalla o el papel. La única manera de hacer las cosas es haciéndolas. Y para escribir sólo tienes que escribir. Hazlo incluso si no confías mucho en la idea. Te puedes llegar a sorprender sobremanera. Para esta labor es muy importante el siguiente punto.

 

5. Escribe con tu hemisferio derecho. Cuando escribas (a no ser que quizás estés escribiendo un trabajo muy académico) hazlo con el hemisferio derecho de tu cerebro. Con esto lo que quiero decir es que dejes a un lado tu mente racional y lógica (aunque siempre estará de alguna manera presente). Has de escribir desde las entrañas. Incluso si es algo práctico como este artículo. No te centres tanto en si escribes bien, o tienes faltas, o las oraciones están bien construidas. Simplemente déjalo salir, que fluya en su imperfección. Ese es el material bruto y necesitas sentirte libre, sin constricciones. Es como si te pones a bailar y permites que tu mente adulta y juiciosa esté presente. Seguramente lo dejarías de hacer y te sentirías abochornado. Permite ser a tu lado creativo. Porque después…

 

6. Corrige con tu hemisferio izquierdo. Es recomendable dejar pasar al menos un día para releer lo escrito. Necesitas que repose. Entonces ya podrás encarar la lectura con una mente más analítica, localizando fallos, haciendo correcciones y trabajos de edición. Aun así, no seas muy dur@ contigo, sobre todo si estás empezando. Yo he hecho lecturas de hemisferio izquierdo en las que me ha parecido horrible lo que he escrito y, pasados unos días, o incluso años, encontrar un valor importante al releerlo. Sé analítico y preciso, pero objetivo es difícil que lo seas, así que sé buen@ contigo.

 

7. Inspírate. ¿Sabes dónde encuentras las mejores ideas? Lejos de tu ordenador y de tu lugar de escritura. Mueve el cuerpo. A mí me vienen las mejores ideas corriendo, caminando, meditando, charlando con amigos… en definitiva, viviendo. También por supuesto consumiendo el trabajo de otros. Volviendo a lo mismo, cuanto más dejes de lado tu mente lógica y racional, más entrará en ti el lado creativo y la inspiración. Pero para retener todas esas ideas…

 

8. Toma notas. Lleva siempre algo portátil para tomar notas de tus ideas e inspiraciones. Por si te pilla en el baño. El móvil facilita ahora esto tremendamente. Puedes escribir en las notas del mismo móvil, o descargarte la aplicación Evernote, que es increíble y puedes clasificar no sólo tus ideas, sino material que vayas encontrando en la red o fotografías. O quizás prefieras simplemente una libreta porque te guste escribir a mano. Al tomarlas yo prefiero ser muy concreto y me olvido de reglas y faltas ortográficas. Aunque tomo muchas notas, a veces prefiero no hacerlo, porque considero que aun puede madurar más la idea y al escribirla siento que la fijo. Cosas mías.

 

9. Estira las piernas. Cada 20 o 30 minutos es recomendable descansar y estirar las piernas. Yo bebo mucha agua, así que la excusa de levantarme a por más es perfecta para mí. Así mueves un poco tu cuerpo, la sangre fluye mejor, las ideas se despejan y descansas la vista de la pantalla o del papel. Y puede que quizás también necesites hacer pis, que no todo es escribir en esta vida.

 

10. Establece una buena relación con tu lado creativo. A todos nos llegan ideas. Pero esto funciona como un músculo, si no lo usas se reblandece o se atrofia. Si desestimas todas las ideas creativas que llegan a tu cabeza, utilizando la excusa que sea, tendrás una muy mala relación con esa parte de ti. Si en cambio, les das una oportunidad, tu lado creativo se sentirá bien tratado y a cambio será mucho más generoso contigo.

 

11. Confía en lo que ya sabes. Sabes mucho más de lo que piensas. Esto sucede con todo el mundo. Pero por lo general vivimos en una sociedad que nos ha enseñado a tener una imagen muy pobre de nosotros mismos. Así estaremos todos mucho más tranquilitos y aborregados. Es más fácil tener una autoestima baja. De esta manera tus responsabilidades serán menores. Pero menores serán también tus logros y tu capacidad de crear y generar un impacto. Ya sabes mucho. Y como ya he dicho en el punto anterior, cuanto mejor trates a esa parte tuya, más sabrás. Saber no significa poseer la verdad ni nada por el estilo. Significa que lo que puedas compartir o escribir o crear puede ser valioso para otra persona o para ti mism@.

 

12. Confía en lo que no sabes. Hay información que surge por así decir, de tu disco duro. Pero hay otra que parece venir de allá afuera. Esto puede resultar esotérico pero es un hecho. Todos estamos unidos por algo invisible y ese algo invisible contiene también información. Y todos podemos ser “canal” de dicha información. Puedes llamarlo Inteligencia Infinita, Dios, inconsciente colectivo, o como prefieras. Pero lo que importa es que surge. Pronto me gustaría hablaros en un artículo más en profundidad sobre este tema. Pero una vez más, no se trata de verdades absolutas, sino de mensajes e información que pueden resultar de gran ayuda en un momento determinado.

 

13. Escribe desde la facilidad y desde la dificultad. Hay días fáciles y días difíciles. Lo mismo pasa al escribir. En los fáciles no hay problema, pero en los difíciles parece que eres más torpe escribiendo, las ideas parecen fluir peor, te sientes más incómodo… Puedes probar a escribir aun estando todo eso. Conviviendo con todo eso. Y esto es aplicable a cualquier actividad. No significa que lo que estés escribiendo tenga que ser peor, y días después lo comprobarás. A veces incluso puede ser mejor. Prueba a trabajar desde ese estado, aunque sea un trabajo creativo y que supuestamente deberías disfrutar. Dicho esto, no te olvides aun así de ser buen@ y compasiv@ contigo.

 

14. Sal de tus patrones habituales. Si escribes artículos, prueba a escribir a veces poesía. Si escribes poesía, prueba a escribir prosa. O un diálogo. O un cuento. O un koan. O una cita bonita. O una canción. O un chiste. Rompe tus propios esquemas. Experimenta con la libertad creativa. Los que más me seguís el blog veréis que yo lo hago de vez en cuando. Y puede que a muchos no les interese. Pero lo necesito, y es precioso hacerlo. Además tu escritura habitual mejora en calidad. Abres ventanas y te desprendes de rigideces. Y yo aun sigo quitándome unas cuantas…

 

15. Hazlo lo primero. Si piensas que para ti escribir o crear algo es importante, hazlo lo primero en tu tiempo libre. Ya sea levantándote una hora antes por las mañanas o lo primero que hagas por las tardes. Si haces lo más importante, aquello que más puede empujar tu vida hacia adelante, lo primero, puedes sorprenderte de lo mucho que pueden cambiar las cosas. Puedes hacer más. Conseguir más. Y sobre todo, sentirte mejor. Porque si haces primero aquello a lo que más te resistes pero más deseas, el resto del tiempo del día te sentirás mucho más feliz y realizado.

 

16. Escribe con pasión. Como decía Rolando Toro, creador de la Biodanza, “la vida sin intensidad es una gelatina”. Escribe desde el corazón y que este bombee con fuerza. Escribe sobre lo que te apasiona, ya sea un tema, un paisaje, un sentimiento, una atmósfera, una persona, una experiencia, un lugar, una vivencia, una aprendizaje… Influye pasión en tu vida. No permitas que la gelatina conformista de nuestro tiempo te invada. Despierta. Persigue tu curiosidad y actívala.

 

17. Por supuesto, medita. Me repito como el ajo, pero a ver si así cala. La meditación tiene innumerables beneficios, y para escribir y crear también ayuda muchísimo. Equilibras más los hemisferios de tu cerebro, conectas más con tu lado creativo, con la inteligancia infinita, despejas tu mente, ves tus pensamientos con mayor claridad, tienes mayor concentración, puedes trabajar más y mejor, etc, etc. Y si eres muy vago para la meditación tradicional y quieres resultados rápidos, descárgate esta demo gratuita (recuerda usar auriculares) (y si te convence, luego puedes comprar el programa completo).

 

Conclusión

 

Creo que estas pautas no sólo sirven para escribir, pero escribir es algo hermoso y con múltiples beneficios. Si te llama, pruébalo con más asiduidad.

 

Podría decirte aun más cosas, como: no te compares con otros, sé imperfect@, disfruta, experimenta, escribe cuatro frases tontas… Y no creo que haga falta que te recuerde que escribir, incluso si lo compartes, no significa que te tengas que dedicar profesionalmente a ello. El rol de escritor@ es un rol que puedes ejercer en esta vida con todo derecho sin tener que caer en convencionalismos.

 

Espero que te haya servido y resultado útil. Si es así, por favor, compártelo. No puedes imaginar lo difícil que resulta mover un blog.

 

Pronto tendrás más noticias de mi libro : )

 

Feliz escritura.

 

Te recuerdo que la mejor manera de estar al día con los artículos que publico es suscribiéndote gratuitamente por correo electrónico. Puedes hacerlo más abajo o arriba a la derecha. Es rápido y sencillo. Y respeto al máximo tu privacidad.

 

Para Mile…

 

Aquí se gesta El Día Después.

 
 

¡Únete! Recibe nuevos artículos de El Día Después en tu correo :



4 responses to “17 Pasos para Sacar por fin a tu Escritor@ y Creador@ de tus Entrañas (+ Noticia Importante)”

  1. Johana says:

    Me encanto el punto 14!! Casi no escribo, pero cuando lo hago es mágico, pues se mueven muchas cosas en mi interior y muchas veces termino encontrando las respuestas que andaba buscando. Genial que estés por terminar un libro, me imagino que esta quedando de maravilla!! Abrazos!!

  2. Laura says:

    ¡Enhorabuena y mucho ánimo Gonzalo, de verdad! 🙂

    Me quedo con el punto 12 “Confía en lo que no sabes”. sé perfectamente a qué te refieres y es alucinante ^^ Estás escribiendo y de repente es como si te pusieran la idea escrita en tu cabeza, y empiezas a plasmarlo, mientras no sales de tu asombro y piensas “Guau, ¿esto lo estoy escribiendo yo?

    Te envío fuerzas para que ese libro llegue a buen puerto (que seguro lo hará).

    Un saludo,

    Laura.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *