9 Pasos para Dar el Empujón Definitivo al Inglés (Sin Ir a Clases Ni Salir del País)

 

Por Gonzalo Fuentes

 

“Aquel que no conoce lenguas extranjeras no conoce nada de sí mismo.”

Johann Wolfgang von Goethe

 

“Es mi cuenta pendiente.”

“Es la cuenta pendiente de este país.”

“No nos lo supieron enseñar bien de pequeños.”

“Si aprendes inglés tendrás muchas más salidas.”

“¡Ni siquiera nuestros presidentes saben hablar inglés!”

 

¿Te suenan estas expresiones de algo? ¿No estás harto de escucharlas? Yo personalmente respondo afirmativamente a ambas preguntas. Quizás porque son verdad. Por eso las oímos tanto y por eso nos molestan tanto. Afortunadamente, las cosas están empezando a cambiar y últimamente he tenido la oportunidad de comprobar cómo niños de apenas 5 o 6 años saben hablar y entender inglés mejor que sus padres. Pero no tenemos porqué conformarnos con que nuestras generaciones venideras lo harán mejor que nosotros.

 

En este artículo voy a mostraros un camino que a mí me ayudó hace unos años para dar el empujón definitivo a mi inglés. Cuando hablo de empujón definitivo me refiero a un salto cualitativo de gran calibre y no a un dominio completo, pero sí cruzar la línea roja definitiva y sacarte la espinita para siempre.

 

La mejor manera de explicarlo sería la siguiente:

 

Se te acerca una persona por la calle y te pregunta: “¿Do you speak english?”

Antes del empujón definitivo responderías: “Mmm… Y-Y-Yes…. A… little… (bit)…” (El ‘bit’ dependería de si eres un “echao palante” o no.)

Después del empujón definitivo responderías: “Yesss” con una sonrisa en la cara, con ganas de entenderle y con ganas de poner en práctica tus conocimientos. Y habría altas probabilidades de salir exitoso de la interlocución.

 

¿Lo pillas? Para mí esa sería la mejor manera de definir dicho salto cualitativo.

 

También si has leído el contenido completo del título del artículo verás que ofrezco un modo para cambiar tu cerebro lingüístico sin necesidad de ir a clases ni salir del país. Así es. Si digo que os voy a dar algo no os voy a engañar. Ahora bien, con esto no quiero decir ni remotamente que no hagas ninguna de las dos cosas. En el caso de salir del país, sería absurdo, porque no existe modo más poderoso creo yo de aprender un idioma que sumergiéndote completamente en él y en su cultura. Aparte de la experiencia que te llevas. Aunque muchas personas salen de su país para aprender otra lengua y no se sumergen más que con sus compatriotas. En este último caso sí que creo que mi método es más útil que viajar. Y en el caso de las clases pienso que el beneficio depende. Sobre todo creo que depende del profesor, de si es bueno, práctico y si en especial es capaz de motivarte e ilusionarte para dedicar todo el trabajo personal que requiere aprender un idioma. Pero para este método ambas son prescindibles.

 

El método o camino que os detallo a continuación no es ninguna fórmula mágica. No lo es porque requiere tiempo y trabajo (los milagros no existen). De hecho es bastante simple y sencillo, y por eso mismo quizá funciona. Pero no voy a reinventar la rueda. Todo lo que vas a leer es de bastante sentido común. Si le dedicas tiempo y lo haces prioritario en tu vida durante los próximos meses, en unos pocos ya habrás hecho prácticamente todo lo necesario para dar ese salto cualitativo. No hay atajos, pero normalmente simplificar las cosas ayuda a lanzarse al desafío.

 

Este camino es el que utilicé yo a partir del 2007 para cambiar de una vez por todas mi dominio del inglés. No fui a clases, no viajé al extranjero y lo que sabía del idioma es lo que la mayoría de nosotros, lo que nos enseñaron de mala manera en el colegio (como tanto nos gusta decir aunque sin falta de razón). También he de decirte que no me he convertido en bilingüe y que no lo domino del todo porque me falta práctica, ya sea viajar o hablar más a menudo con angloparlantes. Pero sé que después de este empujón no voy a retroceder ni un ápice. Leo en inglés (material especializado incluido), entiendo el inglés, puedo trabajar en inglés y me enfrento a una conversación con un YESSS y una sonrisa.

 

Así que vayamos a ello.

 

Cómo dar el Empujón Definitivo a tu Inglés

 

1. Hazlo prioritario.

O dicho de otra manera convierte al inglés en un amigo y aliado para el resto de tu vida. Es decir, tendrás que hacerlo compañero de piso del castellano de ahora en adelante. Sin objeciones. Pero será un buen amigo y sabrá recompensarte. Te hará disfrutar más de tu vida, de tus capacidades y de tu cerebro. Incluso de las películas y de la música. Si tú le das 10, él te dará 100.

 

2. Consigue un buen material didáctico.

Este sólo será para el primer tramo del recorrido. Un buen material didáctico sobre todo habrá de motivarte con el idioma. Pero también ha de poseer las siguientes características: ser sencillo, centrarse en la fonética y pronunciación desde el minuto uno, deberá disponer de audios para entrenar tu oído y disponer de cientos de ejemplos de frases con todas las formas verbales necesarias. Si dispone de material en video también es un buen complemento, aunque en principio lo veo más opcional.

 

Yo comencé este viaje con un curso de Vaughan que vendían con un periódico. Desconozco otros cursos, que seguro que los habrá de calidad, pero este reunía todos los requisitos que he mencionado. Es una gran opción, pero elige la que prefieras.

 

¿Qué hacer con el curso? ¡Hazlo! Aparta un tiempo a diario para ir avanzando ceremoniosamente con él. Serán los cimientos de este por fin tu último intento con el inglés. Disfruta de ello. Puedes comprarlo, pedirlo o tomarlo prestado en una biblioteca.

 

3. Practica en voz alta.

Todo lo que puedas. Lee en voz alta. Sigue los principios de pronunciación de tu curso. Lee el curso en voz alta. Busca cualquier texto en inglés y léelo en voz alta. Aunque no te enteres de nada. Da igual. ¡Flípate! Hay que fliparse para hablar inglés correctamente.

 

Esto te dará confianza para hablar en el futuro y también entrenará tu oído.

 

Aquí también entran en juego las frases con las distintas formas verbales que te he recomendado que disponga el curso. Repítelas una y otra vez, en voz alta, a la vez que las traduces, de inglés a español y viceversa. Irás acostumbrando a tus músculos y a tu cerebro a estructuras y construcciones gramaticales correctas. Lo bueno del material de Vaughan es que te ofrece estas frases a millones en listas y con la traducción al lado.

 

4. Carga tu ipod, tu mp3 o radio del coche.

Esto es esencial. Primero llena tu dispositivo de todo el material en audio posible del curso. Si tienen podcasts o programas aun mejor. Con el tiempo querrás introducir otro tipo de material. Acabarás harto del curso y de siempre escuchar las mismas voces.

 

El objetivo al principio no es entender. ES ESCUCHAR. Tanto como puedas. Acostúmbrate a tenerlo el mayor tiempo posible de fondo. ¡No muy de fondo! Puedes realizar escucha activa de cuando en cuando, pero si te cansas, cambia a modo pasivo sin remordimientos. Deja que tu cerebro haga el trabajo. Tu subconsciente irá organizando todo esto en un principio ininteligible y estará preparando el terreno para que en un futuro no muy lejano exclames: ¡Eureka! ¡Estoy entendiendo!

 

En cuanto al material que escucharás después de los audios del curso lee el siguiente punto.

 

5. Aprende lo que de verdad te interesa en inglés.

Estudiar inglés no suele ser divertido. Javier visita el British Museum y habla con Frank sobre qué hora es. Después pasa por una floristería de camino a Trafalgar Square y habla con la dependienta sobre el tiempo que hace hoy en London. ¡Un coñazo!

 

Cuando estés muy avanzado en el curso (cuanto antes te lo quites mejor) o cuando lo hayas acabado, empieza a leer y escuchar sobre las cosas que te interesan de verdad y te apasionan. Aquellas cosas a las que normalmente dedicas tu tiempo libre o son de tu trabajo pero te encantan.

 

Aquí tu motivación se multiplicará por un millón. Porque aunque no entiendas todo lo que escuches o leas, querrás saber, querrás obtener ese conocimiento que te interesa. Así que te dará igual repetir los audios una y otra vez y buscar en el diccionario significados porque querrás conocimiento. Esto tiene mucho que ver con el primer punto respecto a hacerlo prioritario. Aprende sobre lo que te interesa en inglés. Matarás dos pájaros de un buen disparo.

 

Además te sorprenderás de la cantidad de audios, literatura y videos que puedes encontrar en el maravilloso mundo de internet de manera completamente gratuita. O pagando si prefieres. El mundo a tus pies.

 

6. Lee todo lo que puedas en inglés.

Esto se relaciona con todo lo dicho en el punto anterior. Escoge libros especializados sobre los temas que prefieras. O novelas. O literatura erótica. Lo que más te apetezca. Cada persona es diferente. La primera novela y última que leí en inglés la dejé en la página 75 de más de 600. Yo prefiero leer sobre nutrición, meditación, negocios alternativos, desarrollo personal y blogs diversos. Depende de ti. Si prefieres “Ángeles y demonios” de Dan Brown te la regalo.

 

7. Ve películas y series en versión original.

Subtituladas. Sin problema. Pero así acostumbrarás tu oído a multitud de acentos diversos y honrarás el trabajo de los actores. Así como disfrutar de un producto de mayor calidad. Ahora las televisiones suelen dar la opción de verlas así.

 

Disfruta de Juego de Tronos, de Mad Men, de Los Soprano, de Dexter y compañía con todo su arte.

 

8. Aprovecha cualquier oportunidad para utilizarlo.

Este es el paso más satisfactorio, porque aquí recoges de lo sembrado anteriormente. Disfrútalo.

 

Si te pregunta un extranjero por la calle dile YESSS y ayúdale lo más posible poniendo en práctica tus conocimientos. No tengas miedo a pedirle que te repita lo que haga falta. Al fin y al cabo tú eres el que está haciendo el esfuerzo. Lo mismo en cualquier situación social en la que te encuentres, como de juerga con tus amigos.

 

Haz cursos en inglés sobre las cosas que te interesan. Ya sea por internet o presenciales. Yo he hecho cursos de nutrición y de otros temas. Pero pueden ser cursos de danza, de informática, de fontanería, de teatro o de lo que te de la gana. Como ya te he dicho, ganarás el doble de beneficios con el curso, te motivará más y serás imparable para vivir la realidad en inglés.

 

Pero para hacer esto último tendrás que cumplir con el último paso.

 

9. PIENSA en inglés.

Para poder mantener una conversación en inglés has de pensar en inglés. Si no estarás out (¡fuera!). Y te aseguro que no es tan difícil.

 

Esto lo aprendí durante unas pequeñas vacaciones de una semana por Irlanda, antes de usar este método. Caí en ello después de estar en una conversación en grupo (para mí lo más difícil) en la que me sentí totalmente nulo. Me di cuenta de que si no pensaba en inglés no iba a poder seguir la corriente. Es como intentar meter un CD en un ipod. Así que, aunque sea torpemente, cualquiera que sea el nivel que tengas, ¡piensa en inglés! Incluso aunque te preguntes: How can I say this…? o aunque tartamudees en tu cabeza.

 

Estos son los 9 pasos para dar el empujón definitivo a tu inglés. No te abrumes. Como siempre, ve por partes. Y DISFRUTA de que cada etapa del camino.

 

Aclaraciones finales

 

No tienes porqué saber inglés. No tienes porqué aprenderlo. Es importante que también te digas esto. No tienes porqué. Nos han metido en la cabeza que esto es un deber. En todo caso ha de ser un querer. Un deseo por tu parte. Un querer aprender uno de los idiomas más hablados del mundo, y yo creo que sin duda el más comodín. Un querer saber hablar y entender otro idioma que es una de las mayores metas y satisfacciones que puedes dar a tu cerebro. Un querer conocer otra/s cultura/s desde su lengua.

 

A mí personalmente me apasiona el inglés. Pero puede que tu quieras aprender chino, o italiano, o portugués, o ruso, o alemán, o ninguno. Una vez más, depende de ti. No dejes que otros decidan lo que tú quieres hacer.

 

También he de decirte que no tengo ningún tipo de afiliación de Vaughan ni recibo ningún tipo de comisión. Pero tampoco me sonrojaría hacerlo. Porque todo lo que os pueda recomendar aquí en el blog es porque a mí me ha resultado muy útil y crea que os puede beneficiar.

 

Dicho esto, gracias por haber leído hasta aquí. Mis últimos artículos están siendo más largos porque quiero ofreceros todo el valor posible. Como siempre, si no ves donde comentar, pincha aquí LINK para dirigirte a la página principal del artículo. Y si encuentras útiles los artículos de este blog puedes compartirlos y suscribirte gratuitamente arriba a la derecha.

 

¿Sientes el inglés como una frustración?

¿Deseas cambiar esto para siempre?

¿Estás dispuesto a hacer lo necesario para conseguirlo?

 

Deja tu comentario.

Wishing you Much Love and Good Luck.

 

¡Recibe nuevos artículos en tu correo!:




5 responses to “9 Pasos para Dar el Empujón Definitivo al Inglés (Sin Ir a Clases Ni Salir del País)”

  1. Alfvareick says:

    Ay! Mi caballo de batalla! En España debería haber psicoanalistas especializados en las fobias/traumas ibéricas hacia el INGLÉS!
    Gracias Gonzalo! Dos puntos me parecen super interesantes!

  2. admin says:

    Jajaja, muy buena esa Alfvareick! Pero ahora en serio, esos traumas en realidad se disipan cuando empiezas a dar pasos que te dan resultados y que a su vez generan mayor motivación. Buenos resultados, mayor motivación. El problema de la educación en inglés que hemos recibido es que no veíamos ninguna recompensa en el esfuerzo que poníamos de nuestra parte. Además de no tener claro porqué empezábamos con ese aprendizaje en primer lugar. Si te lo planteas desde cero y te preguntas por qué quieres aprender inglés es distinto.
    Aquí te dejo algunos beneficios:
    – Poder comunicarte con un amplísimo porcentaje de personas del planeta. (Y sí, eso incluye ligar 😉 )
    – Mucho más acceso a información no disponible en castellano que puede acelerar tus aprendizajes y ponerte a la vanguardia.
    – Mayor inteligencia y placer inmenso que genera el dominio de otro idioma. Insisto que es una de las mejores medicinas y entrenamientos para el cerebro.
    Esas son algunas.
    He escrito este artículo, porque en mí ha funcionado ha cambiado mi vida aprender inglés de verdad. Y he intentado simplificarlo al máximo para que simplemente dando pasitos de bebé uno detrás de otro, te veas cuando menos te lo esperas en ‘ese día’ en el que digas “gracias, que empecé a dar aquellos pequeños pasos”.
    ¡Muchas gracias por compartir tu comentario!

  3. Esther says:

    Yo flipo… ¿Ves por qué te decía en otro post que parecía un texto concebido expresamente para mí? Pues ahora me leo este, y me salen chiribitas por los ojos! Quizá no lo creas, pero te aseguro (me estoy riendo de la alegría) pero en los últimos 15 min, mientras voy leyendo un post tras otro en tu blog, ya me he descargado el nivel principiante de inglés de Vaughan JUAS! Estoy DELiSiONADA (deliciosamente + obsesionada, no lo busques en el diccionario, no lo encontrarás porque es un invento mío, ¿se ha notado mucho?) con aprender inglés, pero no encuentro el modo de plantarme en el Reino Unido (que es mi sueño) porque estoy sin blanca y sin ideas, así que después de leerte, he cogido al trío ese de arpías “Las excusas” por el cuello, he apretado hasta dejarlas K.O. Se han asfixiado (que les den) y me he puesto a buscar por la red… y tachán! Voy a EMPEZAR! Gracias por esta estupenda energía que siento después de leer tus entradas. Lalalalalalala laralararará! (Me despido cantando) Have a nice weekend 😉

  4. Grissell says:

    Exelente articulo! la verdad es que aveces nos da algo de miedo empezar algo nuevo y dejamos de explorar un mundo de posibilidadades debido a ello. Hablo por mi y se que por muchos tambien pues le digo que yo aprendi inglés por internet con clases dinamicas y profesores por spyke muy facil y al alcance de nuestras manos en https://preply.com/es/aprender-inglés-online se los recomiendo a mi me ayudo mucho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *