¿Estás Afrontando Una Situación Difícil?

 

Por Gonzalo Fuentes

 

“Elegir ver tu vida como perfecta supone adoptar la perspectiva del héroe o heroína que quiere ver todos los obstáculos vencidos y las imperfecciones arregladas, pero también la perspectiva del autor de la película, que quiere una película poderosa, una película que cambie el mundo, deleite al mundo y cambie vidas.”

Michael Ellsberg

 

¿Te enfrentas a alguna dificultad intensa y dura? ¿Crees que los reveses de la vida te han quitado más de una ilusión? ¿A veces piensas que nada tiene sentido? O como dice un amigo mío, ¿te estás enfrentando a tu propio “conflicto existencial”? ¿Quizás pasas por una situación laboral difícil? ¿O por una pérdida importante? ¿Una crisis de algún tipo?

 

Si tu respuesta a alguna de esas preguntas es afirmativa, enhorabuena, estás vivo. Y estás en la misma liga que el resto de seres humanos que pululan a tu alrededor.

 

El otro día llegó a mis manos “El Manifiesto de Ellsberg”, un documento que no podía llegarme en mejor momento y que me impactó profundamente. Michael Ellsberg lo escribió durante un proceso de año y medio enfrentándose a un cáncer en sus testículos. Según él las palabras de este texto surgieron sin forzar, saliendo de él desde algun lugar profundo de su conciencia. Y a la vista de esas palabras, no me extrañaría nada que así fuera.

 

El manifiesto está escrito en inglés y se titula “What does it mean that your life is perfect?” (“¿Qué quiere decir que tu vida es perfecta?”) y son una serie de ideas sueltas pero interconectadas que te insuflan de fuerza, sentido y propósito ante los desafíos, los dramas, los sinsabores y las tragedias que se presentan en nuestras vidas sin haberlas buscado.

 

Nada más leerlo me acordé de todos vosotros y supe que tenía que hacer algo con él en El Día Después. No voy a ser especialmente creativo esta vez. Me voy a limitar a haceros un resumen de las ideas que Ellsberg expone en el texto y usando la mayoría de las veces sus propias palabras. Quiero transmitiros la fuerza y la sabiduría de dichas palabras de la mejor manera posible. Ese es el objetivo. Lo he separado en los mismos apartados o similares a los que él presenta en el texto. Aunque resumido, no deja de ser algo extenso, pero de verdad te recomiendo que lo leas, es realmente instructivo e inspirador.

 

Por último, antes de sumergirnos en el manifiesto, agradecer a Hana Kanjaa por compartirlo en su blog, que por cierto os recomiendo encarecidamente que visitéis ya que es una auténtica malabarista del cambio y domadora de miedos. Gracias Hana por hacerme llegar este manifiesto en el momento justo. Vamos a ello.

 

¿Qué Quiere Decir Que Tu Vida Es Perfecta? (El Manifiesto de Ellsberg)

 

1. Tú no elijes lo que te ocurre. Tú elijes si es o no significativo.

 

En la vida nos suceden cosas que no deseamos. La diferencia la marca el qué sacas de lo que te sucede. Cómo afrontas el “infortunio”. Cómo se construye tu caracter a partir de entonces, las lecciones que aprendes, cómo te ayuda a clarificar tu misión y propósito, la reputación que te da, y aquellas cicatrices de la batalla que son necesarias para ser la persona que eres, la persona que serás.

 

Si ves de antemano el infortunio, ves algo horrible que deseas evitar a toda costa. Cuando miras en retrospectiva, ves que esas mismas cosas (que no elegirías por nada del mundo), te han enseñado las lecciones necesarias y te han convertido en el líder que estás destinado a ser. Si piensas en cualquier gran líder de la historia ves esa diferencia de actitud: Nelson Mandela, Dalai Lama, Gandhi,… Pero todos habrían evitado la cárcel o el exilio si hubiesen podido.

 

A esto me refiero yo (Gonzalo) cuando digo por ejemplo que “el estado del bienestar” que nos vendieron era una trampa, y que el hecho de que ahora se esté tambaleando puede ser una gran oportunidad para salir de nuestras zonas de comfort y ser quienes estamos realmente destinados a ser, contribuyendo así a que el mundo sea un lugar mejor para vivir.

 

2. Todo miedo surge del miedo a la muerte.

 

Por ejemplo, el miedo a ser rechazado. En tiempos ancestrales si te rechazaban y te expulsaban de la tribu, podía suponer tu muerte. No puedes vivir tu propósito hasta que venzas el miedo a la muerte. Cuando tienes un don que ofrecer al mundo, significa que es algo nuevo. Y si es algo nuevo, tendrás que enfrentarte al rechazo. Un propósito que realmente merezca la pena hará a los demás sentirse incómodos e inseguros. A no ser que vivas un propósito que sirva para mantener la mediocridad reinante.

 

Te pueden criticar, se pueden reir, se pueden mostrar indiferentes,.. Pero si quieres servir a los demás tendrás que enfrentarte al rechazo. Hasta que no aceptes eso, una parte de ti querrá siempre estar en su zona segura, por miedo al rechazo, por miedo a la muerte. Si lo vences, vivirás tu propósito y podrás entregar tu mayor don al mundo.

 

Dos preguntas interesantes: ¿Qué lograrías si estuvieses dispuesto a morir por ello? ¿Qué propósito vivirías si no tuvieses ya más miedo a la muerte? Puedes conseguir tu propósito o morir intentándolo. Ambas situaciones están bien.

 

3. Ver las dificultades de tu vida como perfectas no es una verdad ni una afirmación, es una actitud. Es algo que TÚ eliges.

 

Pero llamar perfectas a las dificultades de otros es una enorme falta de respeto. Es algo sólo para ti. Pon el caso de alguien que ha sufrido el terrible terremoto de hace unos años en Haití. “Sí, que tu madre, que tu padre, que tu hermano, que tu mujer y tus dos hijos hayan sido enterrados por una casa que se ha derrumbado es perfecto para ti.” Las desgracias ajenas NO son perfectas (incluso aunque tú puedas ver un orden superior). Eso sería una enorme falta de sensibilidad y de respeto. Lo son las tuyas si tú así lo decides. Como podría en su caso decidirlo la persona a la que le ocurrió esto. Pero decírselo tú a él… lo normal sería que te quisiera matar.

 

Así que ver una situación como “perfecta” incluso cuando tú no la habrías elegido, es una decisión para tu vida, no para que se lo vayas lanzando a los demás.

 

4. Gratitud.

 

Con la lente adecuada y la actitud adecuada, puedes llegar a sentir gratitud por las desgracias que te sucedieron en el pasado, porque te han convertido en quien eres y en quien serás.

 

5. Perfeccionismo.

 

Al hablar de perfección se puede caer en el error del perfeccionismo.

 

Interesante definición: Perfeccionismo es la incapacidad de ver que aquello en lo que estás trabajando, por muy importante que te parezca ahora, no es más que una pequeña parte de una historia mucho más grande cuyo significado completo aun no se te ha revelado.

 

Así que haz lo que estés haciendo lo mejor posible, pero termínalo y sigue adelante. Te esperan nuevos capítulos por vivir.

 

6. Comodidad.

 

Mucha gente se pasa la vida buscando comodidad en vez de buscar grandeza. La comodidad es una cosa increíble si va acompañada de vivir tu propósito. Es una cosa horrible si te aleja de vivir tu propósito.

 

¿Hay algo con lo que estarías dispuesto a morir arruinado pero habiéndolo conseguido?

 

Trabaja en eso y estarás viviendo tu propósito. (Y probablemente te sentiras feliz haciéndolo.)

 

Averigua cómo ganar dinero mientras lo haces, y vivirás con propósito, feliz, y cómodamente.

 

7. Ansiedad.

 

Ansiedad es la creencia errónea de que algo podría ir mal. Pero el concepto de “ir mal” es un sin sentido si estás comprometido a que cualquier experiencia que tengas -sin importar lo miserable que sea- al final contribuya a la pasión y apertura de tu corazón, y al poder de tu liderazgo para ayudar a otros.

 

8. Siente el dolor.

 

En el momento difícil todo parecerá todo menos perfecto. Intentar sentir perfección mientras sufres un suceso duro puede llevar a una desconexión entre tu cuerpo y tus emociones. En California llaman a gente que actúa así “Bliss Ninnies”. Gente que rechaza sentir el dolor en sus vidas. Todo es felicidad, felicidad y disfruteee.

 

Eso es una mierda. La vida tiene dolor. Siéntelo.

 

9. El don del Amor.

 

(Me encanta este apartado.)

 

Cuando algo trágico o duro se te echa encima no lo sentirás como perfecto. Sentirás rabia, incredulidad, angustia, el corazón roto. Todo parecerá un sinsentido. Puede que incluso te entren ganas de matar. (Sólo los bliss ninnies rechazarán sentir todas esas emociones.) Harías todo lo posible para volver atrás y deshacer lo ocurrido.

 

Pues aun con todos esos sentimientos, o más bien gracias a ellos, tu corazón crece.

 

Una definición de “perfecto” es “entero y completo”. Nada sobra. Nada necesita ser añadido o quitado. Incluso aunque lo sientas como un infierno y un sinsentido. Siéntelo. No te disocies del dolor.

 

Pero con el tiempo, puede que decidas sentirte agradecido por aquello tan horrible que te pasó – que no significa que no tengas aun ganas de cambiarlo-. Te sientes agradecido porque jugó el papel necesario para la narrativa de tu vida. Porque nuestras vidas son narrativas, como las películas. Y una película sin dificultades ni sufrimiento no es una verdadera película.

 

Por lo tanto, afrontar toda la gama de emociones ante un suceso es tener el corazón abierto. ¿Y quién mantiene su corazón abierto ante la adversidad? Los líderes. La gente que impacta al mundo. Aquellos que iluminan el mundo con su pasión, con su cuidado y con su amor.

 

Puedes perder a un ser amado por ejemplo. Y en el momento ser terriblemente doloroso. Pero esa persona habrá dejado su amor en ti para el resto de tu vida. Te puedes quedar en el resentimiento o en el amor. Todos nos iremos algún día. Y habremos dejado el impacto y amor justos y necesarios para que los demás sigan creciendo en sus vidas.

 

10. Rabia, indignación y espiritualidad.

 

El mundo da constantes motivos para la indignación. Existe una espiritualidad que dice que no deberíamos enfurecernos. Es una espiritualidad light. Una droga. Una verdadera espiritualidad es un corazón abierto, con todas sus emociones.

 

Hay gente que decide “ver” que todo es perfecto, pero están hablando de sus propias vidas, si han decidido verla de ese modo. Pero cuidado con no ver así la brutalidad, abusos e injusticias en el mundo.

 

Como se dijo antes, “todo es perfecto” es una lente que decides ponerte para ver tu propia vida, no la vida de los otros. Incluso tu rabia e indignación son perfectas.

 

No sentir indignación ante un mundo lleno de brutalidades es negar tu propio dolor. Es una debilidad moral, como la de los bliss ninnies.

 

Siente gratitud por sentir odio hacia la injusticia, la brutalidad y los abusos. Porque tienes el corazón abierto.

 

Y entonces trabaja endemoniadamente por cambiar las cosas, con amor.

 

El enemigo del amor no es la rabia. Son la indiferencia y la apatía.

 

Espiritualidad es vivir la vida intensamente. No anestesiado. Espiritualidad es pasión.

 

11. Seguridad.

 

Una vez que emprendes este camino te irás sintiendo cada vez más seguro. Sentirás las cosas de este mundo menos peligrosas. Más que el hecho de aprender simples lecciones, descubrirás que eres el tipo de persona que puede manejar los desafíos que van surgiendo. Empezarás a sentirte más seguro en el universo, incluso aunque la “muerte” sea algo que siempre esté presente.

 

12. Abundancia y Manifestación.

 

Cuando ves cada desafío como una oportunidad para crecer, cada revés como una oportunidad para crecer, comienzas a dejar caer tus defensas ante el mundo alrededor tuyo y empiezas a ver más posibilidades. Y empiezan a ocurrirte cosas increíbles. Esa es la verdadera “ley de la atracción”. Es el poder de adoptar la perspectiva de la perfección.

 

Comienzan a ocurrir sincronicidades. Ves más oportunidades para amar más y servir más. Incluso en los días con emociones difíciles, con una perspectiva amplia, sabes que nada está fuera de lugar. Porque incluso aunque los desafíos se mantengan, tu vida está llena de abundancia: de aprendizaje, de crecimiento, de amor, de servicio, de sentir,… Y esto te vuelve más atractivo. Y la gente a la que atraes traen consigo nuevas oportunidades. Atraes abundancia porque eres y das abundancia.

 

13. La imperfección perfecta.

 

Acepta las paradojas en la vida. Cuando decidas ver tu vida como perfecta, tu vida seguirá siendo imperfecta aun así. Pero tu actitud habrá cambiado, en algo sutil. Como dice el proverbio zen:

 

“Antes de la iluminación: corta la madera, lleva el agua. Después de la iluminación: corta la madera, lleva el agua.”

 

Como cuando te enamoras. Tu vida no se convierte en perfecta. Pero algo sutil e importante ha cambiado.

 

Además si todo se volviese de pronto perfecto, ¿por qué lucharías en esta vida?

 

Así que ve tu vida como perfecta pero en el sentido de “entera y completa”. Con todo lo que eso conlleva. Con todo lo que tu vida conlleva. Tienes que aceptar la paradoja. La vida no es unidireccional. Una vida sin desafíos es una vida pobre.

 

Elegir ver tu vida como perfecta supone adoptar la perspectiva del héroe o heroína que quiere ver todos los obstáculos vencidos y las imperfecciones arregladas, pero también la perspectiva del autor de la película, que quiere una película poderosa, una película que cambie el mundo, deleite al mundo e impacte vidas.

 

Hasta aquí este resumen y este querer compartir con todos vosotros estas poderosas palabras. A mí me calan en lo más profundo, y permito que se viertan en mi interior, despacio, poco a poco.

 

Si estás interesado en leer el texto completo en inglés puedes hacerlo pinchando aquí.

 

Y ahora, vive tu vida “entera y completa”.

 

¿Qué te parece adoptar la perspectiva de la perfección? Deja tu comentario, es más que bienvenido. Y comparte por favor el artículo si te ha parecido interesante. Puede que alguien lo necesite. Gracias por leer hasta aquí.

 

¡Únete al cambio! Recibe nuevos artículos de El Día Después en tu correo :




2 responses to “¿Estás Afrontando Una Situación Difícil?”

  1. Rodrigo says:

    No tengo ni una idea de como, pero con este post me acabas de ayudar de una manera inimaginable: a entender todas esas represiones que tengo y que viene de no entender como perfecta mi vida, y como comenzar a abordarlas (creo yo). Mil gracias!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *