Estado de Gracia

Por Gonzalo Fuentes

 

“I once was lost but now am found.

Was blind, but now I see.”

(Una vez estuve perdido pero ahora me he encontrado.

Estuve ciego, pero ahora veo.)

Amazing Grace, John Newton

 

Voy en un autobús desde Guimarães camino a Braga, al norte de Portugal. En mi ipod suena “Awake my soul” de los Mumford and Sons. Por las ventanas puedo ver valles verdes con pueblitos pequeños y una luz de atardecer anaranjada que produce un brillo en las copas de los árboles especialmente bonito. Entonces empiezo a recordar.

 

Me vienen a la cabeza la cantidad de momentos especiales que estoy viviendo durante este breve pero intenso viaje por la zona de Oporto y alrededores. Y me vienen a la cabeza muchos de aquellos momentos en los que a lo largo de mi vida he sentido una conexión con el momento presente, con lo sagrado de dicho momento. Como con Pablo y Gascu en un camping en Asturias después de un día de largas horas de caminata y calor junto a una carretera plagada de camiones, en lo que parecía una Road Movie andante. O en aquel viaje por el sur de Francia con mi amigo Jaime por carreteras de ensueño en otro atardecer espectacular y música de fondo especialmente bien elegida. O aquel momento casi místico al borde de un acantilado en Zumaia al que le dediqué una canción.

 

Pero también me doy cuenta de que muchos de esas conexiones las había vivido también en momentos cotidianos en el trabajo. En el día a día. Porque las experiencias místicas no están para ser vividas en una cueva alejadas del mundanal ruido. Las experiencias de conexión con el momento presente pueden ocurrir en cualquier momento. A veces es sólo una cuestión de respirar y de estar.

 

Aunque estos estados de Gracia en realidad vienen y llegan a nosotros sin buscarlos, sí que podemos hacer para que sea más fáciles encontrarlos. O que nos encuentren. Vivimos a veces en tal vorágine, sobre todo dentro de las grandes ciudades, que nos desconectamos no sólo de la naturaleza y de nosotros mismos, sino de nuestro entorno sea cual sea y del momento presente.  Nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestro espíritu agradecen esta reconexión, este parar, este respirar.

 

Aunque la meditación es una de las herramientas más útiles para conseguir estos estados, voy a mostrarte unos pequeños y sencillos pasos que pueden ayudarte. Aun así, si tienes ganas de empezar a meditar y no sabes cómo, puedes leer mi “Guía fácil para empezar a meditar”.

 

Pasos fáciles para reconectarte y atraer Estados de Gracia

 

1.      Para. Deja por un momento todo aquello que estés haciendo. Esto no te llevará mucho tiempo y seguramente después el tiempo se te haga más productivo. Deja a un lado cualquier aparato electrónico que estés utilizando, y si apagas el móvil mejor. Si haces esta parada en el exterior mejor, pero puedes hacerla en cualquier sitio.

2.  Respira. No hace falta que hagas ninguna técnica de respiración. Simplemente respira naturalmente hinchando tu vientre. Hazlo unas cuantas veces.

3.      Observa. Lleva tu mirada a tu alrededor. Inocentemente. Sin centrarte en nada. Aunque no lo hayas pensado anteriormente, tu vista te conecta con tu entorno tanto como tu sentido del tacto. Es física. Permite que la luz, el aire, los colores y el vacío entren en contacto contigo. Fúndete con tu entorno.

4.      Abre el corazón. Puede que ocurra espontáneamente cuando te conectes con la vista. Que sientas un agradecimiento del momento presente. Si no es así, inspira profundamente y sonríe interiormente. E incluso si te apetece, exteriormente. Agradece, sin forzar. Observa tu entorno. Tus pensamientos, si los hay. Sin forzar. Simplemente, estate ahí.

5. Respira profundamente. Llena de aire tus pulmones completamente. Espira con un “Gracias” interno, o externo si prefieres. Acompáñalo de una sonrisa.

6.      Vuelve a tu vida renovado con tu nuevo estado.

 

Eso es todo. ¿Sencillo verdad? Haz tu propia versión si prefieres. Pero esta funciona bastante bien. Tómatelo como un descanso, una reconexión, un Estado de Gracia.

 

Si quieres dejar algún comentario y no los ves, pincha aquí. Me gusta saber de vosotros.

 

¡Recibe nuevos artículos en tu correo!:




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *