La Danza De La Vida (o Lo Que Quieres Experimentar)

 

Por Gonzalo Fuentes

 

Ahora es noche cerrada. Ahora es día luminoso.

 

Ahora la luna brilla. Ahora el sol calienta tu piel.

 

Ahora duermes entre sábanas. Ahora trabajas activ@ y alerta.

 

Ahora estás en compañía. Ahora en soledad.

 

Ahora disfrutas. Ahora sufres.

 

Ahora pisas el duro asfalto. Ahora la fina arena de la playa.
 

Ahora ríes a pleno pulmón. Ahora lloras desconsoladamente.

 

Ahora brindas con tus amig@s. Ahora contemplas tú sol@ las estrellas.

 

Ahora sales. Ahora entras.

 

Ahora te fundes en un abrazo. Ahora te fundes en una despedida.

 

Ahora lees. Ahora vacías tus pensamientos.

 

Ahora te ves guap@. Ahora te ves fe@.

 

Ahora te sientes san@ y en forma. Ahora enferm@ y débil.

 

Ahora besas en caliente. Ahora besas en frío.

 

Ahora tienes una mano que agarrar. Ahora no más que el aire.

 

Ahora te tapas. Ahora te destapas.

 

Ahora te sientes unid@ al todo. Ahora completamente desconectad@.

 

Ahora creas con gozo. Ahora no sabes cómo continuar.

 

Ahora estás cerca. Ahora estás lejos.

 

Ahora es pronto. Ahora es tarde.

 

Es la danza de la vida.

 

Sin más.

 

Es la vida.

 

Lo que quieres experimentar. Porque QUIERES experimentar.

 

Y para hacerlo necesitas una referencia.

 

Los opuestos gravitan en el infinito. Los opuestos se crearon para que dances entre ellos.

 

Un opuesto explica a su opuesto. Reconoces el día porque existe la noche.

 

Necesitas referencias para experimentar. Sin referencias no hay experiencia.

 

Y las referencias son infinitas.

 

Las referencias de las referencias también.

 

¿Quieres estar sólo en una constantemente?

 

¿O quieres seguir danzando?

 

Como el sexo. Entra y sale. Te mueves. Lo danzas.

 

Como el corazón. Se contrae. Se dilata.

 

Como las parejas. Se unen. Se distancian. Cada uno con su danza…

 

Y se vuelven a unir. Ni juntos. Ni separados.

 

Como el dinero. Entra. Sale. Necesita su danza.

 

Como l@s amig@s. Comparten. Se separan. Se vuelven a juntar.

 

Como el trabajo. Creas. Compartes. Sudas. Entregas. Trabajas. Descansas.

 

Como la comida. Entra. Sale. Te sacias. Vuelves a tener hambre.

 

Como la edad.

 

Como l@s hij@s.

 

Como el momento más sublime.

 

Como el momento más triste.

 

Como el nacimiento.

 

Como la muerte.

 

Como el cambio.

 

Como el grito.

 

Como el silencio.

 

Es la Danza de la Vida.

 

Simplemente.

 

Es la vida que quieres experimentar.

 

No quieres sólo estar en un punto de referencia.

 

No quieres apegarte sólo a un lugar. A un estado. A una experiencia. A una persona.

 

Eso es mentira.

 

Quieres danzar.

 

Como el símbolo del infinito. Que se une y se separa por los siglos de los siglos.

 

Es la Danza de la Vida.

 

Simplemente.

 

Lo que tú quieres.

 

¿Danzas?

 

 

¡Únete al Cambio! Introduce aquí abajo tu correo electrónico y recibirás gratis todos los artículos que vaya publicando:



4 responses to “La Danza De La Vida (o Lo Que Quieres Experimentar)”

  1. Mesuki says:

    Querido Gonzalo, leo y siento sencillamente natural …..
    Danzar la vida..
    SOL y LUNA, sencillamemte magico
    Me animo a vivir cada instante de vida
    Afortunada agradecida a la bellaza de la vida
    Sin dos caras la moneda no estaria completa. ..
    Bsss llenos de cariño para ti!!!
    Ganas de verte ummm!!!

  2. Isa says:

    Muchas gracias, me ha parecido precioso, mágico.
    Y necesitaba leer hoy, varias veces!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *