Negocios Anti-Crisis (¿cuándo empezar a ayudar(te)?)

 

Por Gonzalo Fuentes
 

“El dinero es mejor que la pobreza, aunque sólo sea por razones financieras.”

Woody Allen

 

(Este artículo es más largo de lo habitual pero quiero ofrecerte la mayor información e inspiración posibles, y aunque no me queda otra que dejarme cosas en el tintero, quiero que salgas de aquí lo más saciado posible. Además, al final, ¡anuncio un proyecto mío totalmente nuevo y os ofrezco un regalo!)

 

Tiempos de crisis. Tiempos de creatividad. No queda otra. Cuando algo duro sucede en nuestras vidas no nos queda otra que ser creativos e intentar sacar lo positivo de la situación. De hecho, es durante esos momentos en los que la vida nos saca de nuestra zona de comodidad cuando se nos brinda la oportunidad de conocernos más a nosotros mismos, sobre todo aquellas partes de nuestro ser que estaban dormidas en épocas de estabilidad anteriores.

 

En este artículo voy a dar algunas ideas no sólo para montar un negocio y buscar nuevos ingresos sin apenas presupuesto, sino también para honrar aquellas partes de nosotros que ya han acumulado cierta experiencia en la vida. La idea principal es ser creativo para reinventarte a ti mismo aprovechando quién eres ya.

 

Vayamos por partes, ¿qué es un negocio? No es ni más ni menos que prestar un servicio a tu comunidad (ésta cada vez más grande, por cierto). Así que mientras haya necesidades, problemas y deseos habrá posibilidad de negocios. (Personalmente, y no sé por qué, detesto la palabra negocio pero no encuentro mejor manera de definir el concepto del que quiero hablar.) Al final todo se resume en un intercambio, tú ofreces algo que otro necesita a cambio de algo que tú necesitas.

 

Ahora bien, ¿qué es lo que tú puedes ofrecer? Y es aquí donde se encuentra el quid de la cuestión. ¿Qué puedes ofrecer para ayudar a determinadas personas a cubrir su necesidades, solventar su problemas o cumplir sus deseos?

 

Ha llegado el momento de desplegar tu creatividad.

 

Puede que hasta ahora hayas estado o estés trabajando en algo. O que hayas estudiado algo. Puede que tengas un título universitario o puede que no. No te centres sólo en el aspecto laboral. Más bien, pregúntate,

 

¿qué habilidades, conocimientos y pasiones he desarrollado durante el transcurso de toda mi vida?

 

Veamos un ejemplo. Imagínate a alguien que toda su carrera laboral la ha ocupado en ser programador. Pero en sus ratos libres ha desarrollado una pasión hacia la jardinería. Ha aprendido a transplantar, a cultivar, a curar, a abonar, etc. (Vamos, no tengo ni idea de jardinería, pero te puedes hacer una idea de lo que quiero decir.) El caso es que esos conocimientos y habilidades los ha ido acumulando durante el desarrollo de esa pasión. Ya sabe más que la media. Y eso de alguna manera le convierte en un experto. No es sólo un especialista en programación, sino que también posee conocimientos en jardinería por encima de la media. Pero de esto hablaré más abajo.

 

Veamos otro ejemplo, en este caso, su carrera profesional se ha desarrollado en el terreno de la consultoría. Digamos que del mundo de la construcción. Y ahora puede que se haya quedado en el paro. Pero durante esos años trabajando en el mundo de la consultoría esta persona necesitaba relajarse y sentirse bien consigo mismo y decidió empezar a hacer yoga. Poco a poco fue apasionándole más y más todo lo relacionado con el yoga, la meditación y el bienestar, pero siempre sin abandonar su principal ocupación que era la consultoría.  De manera que era consultor y tenía como hobby hacer yoga y leer sobre el tema.

 

Puede que te estés preguntando, “¿a dónde quieres ir a parar, Gonzalo? No tengo dinero para poner una jardinería ni un estudio de yoga. Además no me siento cualificado. O quizás no tengas tiempo porque ya trabajas aunque llegas por los pelos a fin de mes. O no llegas. Sigue leyendo, porque esta idea no requiere ni dinero ni dicha “cualificación”.

 

Ahora sólo te estoy mostrando un par de ejemplos, pero las opciones son infinitas. Vayamos al tema de la cualificación.

 

¿Qué es ser experto? Según el diccionario de la RAE es ser “práctico, hábil, experimentado”. En ningún sitio pone ser “el mejor” o “el número uno”. Pone práctico, hábil y experimentado. ¿Y qué te convierte en una de esas tres cosas? La única manera de averiguarlo es comparándote con otras personas. Si llevas cinco años dedicándote en tu tiempo a la jardinería eres obviamente más hábil y más experimentado que aquel que está empezando a plantar tomates en su terraza. Es sólo en relación a otras personas en que puedes medir tu nivel de pericia. Como dice esta expresión tan manida, “todo es relativo”.

 

Como dice Adam Baker, “experto” en liberarte de deudas, “no tienes que ser el mejor del mundo para poder ayudar a alguien. Existen muchos niveles de pericia. No actúes como alguien que no eres, pero al mismo tiempo puedes empezar a ayudar a gente muy pronto en tu propio camino mientras creces.”

 

En la misma línea, Steve Kamb, “experto” en fitness, “digamos que eres un experto 3 en una escala de 1-10 en un cierto campo. En vez de pretender que eres un 10 (…), trabaja para convertirte en un experto para los 1 y 2, para ellos ERES un experto. De esta manera, mientras ganas más lectores y clientes, tu nivel de experto puede subir poco a poco a un 4, un 5, un 6, mientras vas aprendiendo más, haciendo más investigación, y así en adelante. Mientras vas subiendo, puedes llegar a ser un experto para un mayor número de gente.”

 

Resumiendo, y como dice Leo Babauta, “experto” en simplificar, “una de las maneras más poderosas para llegar a ser un experto es bajar el nivel de experiencia” que te exiges a ti mismo de manera que “sólo tienes que ser mejor que la población media”. ¿Recuerdas mi artículo anterior?

 

Ojo, que no estoy hablando de mediocridad. Más bien todo lo contrario. El simple hecho de enseñar y prestar tu ayuda a los demás va a potenciar exponencialmente tu conocimiento en el ámbito que hayas elegido. Te va a convertir en más experto y por tanto lejos de la mediocridad.

 

“Vale, ya”, te estarás preguntando, “pero qué hago yo con todo esto que me éstas diciendo”.

 

Paciencia…

 

Volvamos a los ejemplos anteriores. Ahora mismo la mayoría de nosotros no tenemos ni el dinero ni la posibilidad de pedir un crédito para montar una jardinería ni un estudio de yoga. Es por eso que tenemos que hacer uso de los locales de nuestro tiempo. ¿Dónde están esos locales? Fácil, en Internet.

 

“Oh, qué listillo.” Sí, pero es así.

 

Internet no es el futuro.

 

Es UNA herramienta MÁS del presente.

 

Pero una herramienta MUY poderosa.

 

Digamos que montas una web, o aun mejor y más fácil, un blog. Y lo haces por un precio irrisorio. Algo totalmente viable. (Este blog, por ejemplo, me cuesta un dinero, pero te aseguro que está lejos de necesitar de un crédito o una gran inversión, porque simplemente no habría podido.) De esta manera ya tienes el local en el que los posibles clientes te pueden visitar, conocer y preguntar. Ahora sólo tienes que ofrecer algo que cubra una necesidad, solucione un problema o ayude a cumplir un deseo. Ya tienes un negocio. Puedes tardar días o, en algunos casos, horas en montarlo. ¿Tú inversión? Entre los 0 y los 100 euros posiblemente.

 

El ingrediente necesario para saber qué ofrecer es la creatividad. Imagínate que nuestro programador crea un blog de jardinería para gente con poco tiempo en el que vende libros, cursos, y asesora para ayudar a esa gente que quiere iniciarse en la jardinería urbana y no tiene tiempo para buscar toda la información constantemente por internet. O imagínate que nuestro consultor apasionado del yoga monta una consultoría especializada en el mundo del bienestar. Bien, pues esta persona existe.

 

Repito. Estos son sólo dos ejemplos. No hay límites para las posibilidades y combinaciones. Pero ejemplos como estos dos están ocurriendo AHORA MISMO en todo el planeta. Y desde hace algunos años. Desde gente que gana un buen dinero extra hasta otros que viven un nivel de vida alto incluso mientras viajan por el mundo. De hecho te recomiendo el libro “The $100 Startup” de Chris Guillabeau, en el que hace un estudio a partir de más de 1500 ejemplos similares en la que la mayoría necesitó un máximo de 100 dólares para arrancar sus negocios. ¿No está mal, verdad?

 

Con este artículo sólo pretendo mostrarte y compartir contigo una posibilidad mayúscula. Haz una lista de tus conocimientos, habilidades y pasiones y crea algo para ayudar y servir a nuestra gran comunidad (local o planetaria). Las fronteras son cada vez más ilusorias.

 

¿Qué puedes ofrecer? ¿Qué combinación nueva puedes crear entre tus habilidades, conocimientos y pasiones?

 

Y ahora….

 

Como las palabras se las lleva el viento y este blog quiere enfocarse más en la acción que en la teoría, he decidido dar ejemplo, anunciando el…

 

Entrenamiento y Asesoramiento Personalizado de El Día Después

 

Rindiendo cuentas por mi anterior artículo sobre el perfeccionismo y también por este último artículo, pero sobre todo por la filosofía de El Día Después, tengo el placer de anunciaros un servicio de asesoramiento y entrenamiento personalizado.

 

El Día Después es un espacio de reflexión, pero sobre todo pretende ser una LLAMADA A LA ACCIÓN. Sin acción no hay cambio. Y de eso trata este blog, de cambiar hoy para lograr un mañana mejor, que se adecue más a tus sueños y expectativas.

 

¿En qué va a consistir este servicio? Tan sencillo como sesiones de Skype conmigo para profundizar sobre los temas que tratamos en este blog y en los que te sientes más bloqueado y en los que quieres avanzar para dar otra dimensión a tu vida.

 

Haré lo mismo que hago aquí en El Día Después pero de una manera más personalizada, ofreciéndote nuevas perspectivas y nuevas herramientas para avanzar.

 

(Te recuerdo que no soy ni psicólogo ni nutricionista, y que no estoy ofreciendo una terapia. Soy la persona que ya conoces aquí en el blog y que puede ayudarte con nuevas estrategias, herramientas y perspectivas dentro de estos temas.)

 

Y como ya anuncié al principio…

 

¡Para los dos primeros que soliciten este servicio personalizado les regalo su primera sesión! Sólo tenéis que enviarme un correo electrónico a gon_fuentes@hotmail.es indicando en el asunto “Sesión Skype Regalo”. Y los dos primeros no pagarán nada. Así de fácil.

 

Para más información sobre este servicio pincha aquí.

 

Recuerda que siempre puedes comentar en los artículos o escribirme a mi correo y te ayudaré igualmente. Gratis. Si quieres comentar sobre el tema de hoy y no puedes ver los comentarios pincha aquí.

 

Espero que el artículo de hoy te haya dado ideas y ahora veas muchas más posibilidades. La vida está llena, sólo requiere de pasos pequeños.

 

También te recuerdo que siempre puedes suscribirte gratis al blog para que te avisemos de cada artículo nuevo. Y así no tengas que estar pendiente. Lo puedes hacer desde todas las páginas arriba a la derecha.

 

Mucha suerte en tu camino.

 

¡Recibe nuevos artículos en tu correo!:




2 responses to “Negocios Anti-Crisis (¿cuándo empezar a ayudar(te)?)”

  1. mery says:

    Me encanta este articulo,me parece genial la llamada a la accion que haces y lo facil que lo planteas lo hace todo mucho mas atractivo.me propongo hacer una lista de mis habilidades y pasiones y pensar seriamente en que invertir mi tiempo,mi energia y al fin y al cabo mi vida.
    Un skype contigo no tiene desperdicio seguro,os animo!
    Aah yo tambien conozco unos cuantos ejemplos de personas que hacian una profesion, en este caso un analista financiero y han decidido hacer una pasion, una empresa dr bicicletas,decoracion,creacion personalizada,taller.de verdad que cada dia considero mas importante realizar las cosas con pasion,trabajando nos pasamos un tercio de nuestra vida,es muucho tiempo,no lo desperdiciemos,usemoslo para hacer cosas que realmente nos gusta hacer y se nos da bien hacer

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *