Recursos Fáciles para ser Más Feliz

 

Por Gonzalo Fuentes

 

“Hacer la misma cosa una y otra vez esperando resultados distintos es la definición de la locura y la estupidez.”

Albert Einstein

 

Me molesta y me apena mucho cuando veo a gente que sufren problemas que tienen solución. Quizás sea estúpido por mi parte, ya que cada cual tiene su proceso, pero ver eso mientras sé que existen herramientas (cada vez más) que ayudan no sólo mucho en la disminución y eliminación de esos problemas, sino que pueden cambiar radicalmente la experiencia de la vida de dichas personas, me saca a veces de mis casillas (sobre todo si estas personas son cercanas a mí).

 

Supongo que muchas veces es ignorancia y falta de conocimiento sobre la existencia de dichas herramientas y sus posibilidades, pero supongo que también entran en juego prejuicios, miedo a lo desconocido y pereza. Ingredientes que yo también poseo a veces y entiendo. No juzgo a nadie. Simplemente me da rabia.

 

Pero, ¿a qué tipo de problemas te refieres, Gonzalo? Sobre todo me refiero a problemas causados por vivir en un mundo ansioso, estresado y con graves problemas de acidez (literalmente). Un mundo que también necesita el lado suave, blando, cariñoso, compasivo, alcalino, relajante, sutil, femenino. No todo es trabajar como burros en algo que no nos gusta, levantarnos a golpe de un maldito despertador, atiborrarnos a todo tipo de comida y bebida sin mirar qué demonios estamos metiendo en nuestro cuerpo. No todo es conseguir dinero, mantener un estilo de vida del que queremos huir todos los fines de semana (o cuando quiera que sea que tengamos tiempo), y conseguir, si hay suerte, unas buenas vacaciones de… ¡15 días!. No todo es tragar noticias desalentadoras o aborregadoras para después vomitarlas sobre otro y sobre ti mismo. No todo es pensar que lo que puedes hacer con tu vida es A, A, A, A, y que si no consigues ese maldito A, por lo que sea, eres víctima de tu suerte y de la sociedad. (Si no me equivoco existen otras 26 letras en nuestro abecedario. Y otras yo que sé cuántas en los abecedarios de otros idiomas.)

 

Lo que quiero decir es que considero que estamos muy cerrados. Programados a un modus operandi si surge algún problema. Y si ese camino no da la solución… pues es que no la tiene. Y que estamos muy acomodados (si es que esto alguna vez fue cómodo) en nuestras rutinas de las que justamente nos quejamos. Hay circunstancias difíciles de romper, lo sé, lo entiendo, paso por ello. Pero la más difícil (y la más fácil a su vez) de todas es cambiar las nuestras propias. Los límites que nosotros nos imponemos. Las falsas creencias sobre nosotros mismos y sobre el mundo que nosotros nos imponemos. La falta de autoresponsabilidad que nosotros nos imponemos. La falta de imaginación y flexibilidad que nosotros nos imponemos. El victimismo que nosotros nos imponemos.

 

A veces sólo es cuestión de quitarnos la venda y mirar a nuestro alrededor. Porque EXISTEN soluciones a nuestro alrededor. Tengo la sensación de que la vida disfruta creando problemas. Porque eso pone las cosas interesantes. Plantea desafíos, dificultades, retos. Pero también lo hace porque sabe que existen soluciones (al fin y al cabo, fue ella, la vida, la que creó el juego). Si no hubiese soluciones, las cosas no se pondrían interesantes. Aun recuerdo, andando hace unos años en la selva de Palenque (un lugar por cierto maravilloso de México), en la que tal y como nos relataba nuestro guía, podías encontrar en un punto una araña diminuta que tenía la capacidad de quitarte la vida, y a pocos metros una planta que te salvaba de la picadura de esa araña, y por tanto, de la muerte. Aquello me asombró. Siendo la selva la metáfora de la vida, y como la naturaleza creaba, en tan poco espacio, el problema y la solución.

 

Bueno, después de este discurso un tanto intenso, voy a exponer una serie de herramientas que pueden erradicar o aliviar ese problema que tienes, o el de alguien a quien conozcas. Quizás la mayoría os suenen y otras no. Son herramientas ya bastante extendidas (aunque como ya he dicho, ignoradas en muchos casos) que pueden ayudarte a conocerte más, cuidarte, desmantelar situaciones y molestias crónicas, abrir nuevas libertades dentro de ti, y en general, mejorar la experiencia de tu vida. Espero que si la causa de no solucionar “tal” o “cual” problema es el desconocimiento, al menos este artículo sirva de algo. Normalmente cuestan dinero, pero a veces la inversión no es muy grande en comparación con los beneficios y lo que pueden cambiar tu vida. Y si el dinero es un problema, investiga por internet, por tu cuenta, experimenta, busca centros culturales, asociaciones donde empezar a probarlas sin que te cueste un duro. Pero pon en marcha la maquinaria.

 

Empieza poco a poco y acostúmbrate a que algunas de las opciones que pruebes no sean las mejores y tengas que probar otras o en otros sitios. Pero no desprecies la técnica de primeras si el primer medio que eliges no es el adecuado. Siempre puedes cambiar de escuela, de centro, de maestro, de facilitador. Acostumbrarse al método prueba-error es la única manera de recorrer un camino de cambio.

 

Lista de algunos recursos fáciles para ser más feliz

 

En muchos pongo enlaces que te pueden ayudar, pero si no, busca en Google, por tu zona. Lo tienes más fácil que nunca. Y por supuesto, escríbeme si tienes alguna duda. Haré todo lo que pueda por ayudarte.

 

ESTRÉS, ANSIEDAD, DEPRESIÓN,  PROBLEMAS SOCIALES, PATRONES DE COMPORTAMIENTO (pero no sólo eso):

 

1. Medita. Si quieres empezar cuanto antes lee mi “GUÍA FÁCIL para empezar a meditar”. Algunos de los beneficios de la meditación son: ser más consciente de tus pensamientos y cambiarlos de manera positiva, mayor sensación de presencia y bienestar, claridad mental y mayor concentración, repercusión positiva en dolencias físicas, mejora en tus relaciones personales, mejor gestión del estrés y la ansiedad, paz interior, mayor confianza en uno mismo, salir de estados de depresión, etc.

 

2. Holosync. Una meditación de lo más poderosa y acelerada inducida por el sonido. Sólo te tienes que poner unos cascos y escuchar, nada más. La llevo practicando casi a diario desde hace más de 4 años.

 

3. Omsica. Parecida a la anterior pero con una tecnología algo diferente. Yo no la he probado pero no me importaría ya que la gente de Mindvalley que la vende me dan mucha confianza. Yo estoy realizando todo el programa de Holosync, pero lo bueno de esta otra es que todo el material informativo está en español (si es que el idioma es un problema).

 

4. Existen multitud de centros y escuelas que hacen prácticas de meditación grupal gratis o por muy poco dinero. En estos casos te recomendaría que pruebes y escuches tu instinto. A mí personalmente no me gusta que me metan pájaros, abstracciones ni fantasías en la cabeza. Me gusta que sean prácticos, con los pies en la tierra y que se centren sobre todo en la técnica y en los beneficios que puedo esperar en el mundo “real”.

 

PROBLEMAS FÍSICOS (pero no sólo eso):

 

1. Yoga. Sí, yoga, está hasta en la sopa, lo sé. Pero el yoga funciona, y muy bien. Te ayuda a estar en forma, más consciente de tu cuerpo, más sano, más abierto, repercute positivamente en otros problemas físicos, mejora tu equilibrio mente-cuerpo. Existen muchas ramas: Hatha, Kundalini, Raja, Vikram,… Prueba, experimenta. Si no te convence una escuela o un profesor, cambia y prueba otro, sin dudarlo.

 

2. Taichi. Recuerdo que estuvo unos años muy de moda. Si lo que necesitas es estar más relajado, más consciente de tu cuerpo, fluir más, sentir tu energía, ésta puede ser tu opción. Lo mismo que antes. No dudes en cambiar si el profesor o la escuela no te llegan a convencer. No juzgues una disciplina profundamente valiosa por sólo una mala o mediocre experiencia.

 

3. Técnica Alexander. Si lo que necesitas es mejorar tus posturas, liberarte de tensiones crónicas en tu cuerpo, liberar y manejar mejor tu voz o tienes una profesión (como la de músico, por ejemplo) que hace que tu cuerpo se cargue en zonas y se resienta, la técnica Alexander es a-l-u-c-i-n-a-n-t-e.

 

4. Reiki. Puedes aprender un nivel en un día o dos y a muy buen precio (y son sólo 4 niveles). Una herramienta de sanación y alivio a todos los niveles muy poderosa. Es una técnica MUY sencilla que utiliza la energía a través de tus manos. Te puedo asegurar que funciona y ya se está utilizando en hospitales (menos mal). Yo tengo el primer nivel y he visto desaparecer dolores de cabeza en dos minutos, aliviar contracturas, curar tortícolis, sofocar dolores estomacales, e incluso desatascar una lavadora. Si necesitas un poco de Reiki y estás por Madrid, ponte en contacto conmigo.

 

5. Ginseng y Reishi. Dos potentes hierbas adaptógenas que te pueden aportar más salud, energía y un estado más centrado en tu vida. El sistema medicinal chino posee un gran repertorio de hierbas que nutren de manera muy precisa el cuerpo. Algunas son medicinales y sólo se pueden tomar durante algún tiempo. Otras, como el Reishi y el Ginseng son tónicos, lo que quiere decir que puedes consumirlas a diario sin riesgos. Como ya he dicho, éstas son adaptógenas, se adaptan a tu estado actual y funcionan en dos direcciones. Si necesitas tranquilidad y estar centrado porque tienes mucho estrés eso harán, si necesitas mayor energía igual, si necesitas relajación y dormir más esa será su función. Además tienen otros muchos beneficios, como fortalecer el sistema inmunológico, o abrir y sanar el corazón, como en el caso de un buen Reishi. Busca género de calidad. Te recuerdo que no soy médico (aunque raramente los convencionales te hablarán de esto), y aunque te lo recomiende, asume tu propia responsabilidad al respecto. Infórmate.

 

PROBLEMAS DIGESTIVOS (pero no sólo eso):

 

1. Sé más consciente de QUÉ comes y de CÓMO lo comes. Recuerda que lo sano para ti NO son: alimentos procesados, cualquier cosa que sea una letra acompañada de un número, sales y azúcares refinados, alimentos bañados en químicos o transformados genéticamente, edulcorantes químicos, animales maltratados/malalimentados/hormonados. Lo sano para ti te lo da directamente una naturaleza amable y amorosa. Lee si quieres mis “6 pasos fáciles para mejorar tu alimentación y tu salud”.

 

2. Bebe a menudo un zumo verde natural hecho por ti. Por ejemplo: apio, pepino, pera. No te dejes engañar. Es delicioso. O un superbatido. Por ejemplo: papaya, melón, plátano, espirulina, cacao, maca. (Lo que no entiendas… ¡Google!!!) Y si utilizas ingredientes ecológicos aun mejor.

 

3. Intenta no combinar muchos alimentos distintos en una misma comida. No hagas un batiburrillo de muchos hidratos y proteínas distintos que se pudren en tu estómago y son difíciles de digerir. La fruta antes o lejos de las comidas. Y lo ideal: acompaña siempre que puedas tus comidas con ensaladas (las de verdad, las de vegetales y hojas) y verduras, o que estas sean tus comidas.

 

4. Haz limpiezas internas de vez en cuando. Ayunos sólo con zumos o de otro tipo. Yo espero pronto compartir con vosotros una limpia de 3 días que hice hace un par de semanas. Te renuevan, te sanan y te hacen más conscientes de qué comes y cómo lo comes.

 

5. Infórmate. Creo que desde muy pequeños deberíamos recibir una educación completa y natural sobre lo que comemos. Pero no es así. Y además existen muchos intereses industriales, económicos y farmacéuticos rondando el ambiente. Así que no te queda otra que hacerlo tú mismo. Sé curioso. Lee libros, blogs, haz cursos, experimenta. Pero no te conformes ni te creas lo primero que te encuentres. Sé cuestionador, ten sentido común y no te queda otra que tu cuerpo sea tu base de operaciones. Ah, y muy importante, busca ejemplos de otras personas que han conseguido cambios. Esa es la mejor ciencia.

 

6. Medita (¿lo he dicho ya?). Muchos de los problemas digestivos tienen un componente emocional. Con lo que aprendes por medio de esta práctica tan poderosa se empiezan a evaporar. Yo lo he experimentado en mis propias carnes.

 

(Aclaración: No hace falta que te recuerde que esto son sólo consejos y no el tratamiento de un nutricionista.)

 

PROBLEMAS EMOCIONALES (pero no sólo eso):

 

1. Medita. (Qué pesado… )

 

2. EFT. Siglas de Emotional Freedom Technique o Técnica de Liberación Emocional. Una técnica bastante moderna y efectiva que se basa en pequeños golpecitos con tus dedos en distintos puntos meridianos de energía de tu cuerpo (al igual que en la acupuntura pero sin agujas). Yo la utilizo a veces y es bastante práctica. Te puede cambiar un estado en pocos minutos, ayudarte a dormir cuando no puedes, quitarte un dolor o molestia, o a un nivel más profundo, sanar fobias y traumas. Bastante flexible y sencilla.

 

PROBLEMAS DE PENSAMIENTO LIMITADO (pero no sólo eso):

 

1. Lee. Mejor variado y de fuentes diversas. Abre tu mente. No te creas “verdades”. Construye nuevos “mapas” en tu cabeza, cada vez más amplios, más efectivos, y sobre todo, más creativos.

 

2. Viaja. Pero coge tu mochila, sal del hotel, habla con los de la zona, mézclate, conoce culturas lejanas a ti (cuanto más distintos a tu modo de vida mejor).

 

3. Medita. (Porque no se callará… )

 

Esto es todo. Y no es todo, por supuesto. Hay mucho más por ahí circulando. Aun así, esta es una lista bastante completa y efectiva.

 

Así que ya sabes, hay solución para muchas cosas. Sólo tienes que abrir un poco tu mente, mover un poco el culo y dejar de utilizar sólo vías convencionales para salir del atolladero. Al fin y al cabo, estamos en el 2013, ¿no?

 

Además de la lista que encuentras en este artículo, he creado una lista de productos que os recomiendo personalmente (ya que la mayoría los he utilizado o utilizo yo mismo o de los que estoy bien informado). Esta lista aun se está formando y creciendo para que estéis al día de herramientas de gran calidad y utilidad. La puedes encontrar en el enlace de la barra lateral bajo el nombre de “Recomendados”.

 

¿Conoces alguna otra herramienta útil que te haya ayudado y quieras compartir con nosotros? Si no ves los comentarios, pincha aquí.

 

Por que encuentres la salida.

 

¡No te pierdas nada de El Día Después!

Recibe nuevos artículos gratis en tu correo:




3 responses to “Recursos Fáciles para ser Más Feliz”

  1. maria says:

    Estoy muy de acuerdo contigo en que la meditación es un recurso muy bueno para salir de nuestros baches para escucharnos a nosotros mismo conocernos mas y proporcionar bienestar.
    Creo que hay mucha gente que tiene problemas y que no sabe cuales son o creen que el problema es otro y no reconocen o encuentran el real qu eles causa el malestar y no siempre la meditacion o buenos alimentos son suficientes para solucionarlos, ayudan todo ayuda pero hay que reconocer que tenemos un problema e identificar cual para trabajar en el de la mejor forma posible.
    A veces los cambios que se necesitan son un poco mas drasticos …
    Con esto no quito importancia a tus consejos que siempre son una gran ayuda.

  2. Genial, formato de tu blog! ¿Cuanto tiempo llevas bloggeando? haces que leer en tu blog sea entretenido. El diseño total de tu web es parido, al igual que el material contenido!
    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *