Repaso Anual del 2014 (¡con Regalo Incluído!)

 

Por Gonzalo Fuentes

 

Ya estamos todos ultimando detalles para despedir el 2014. Un año más de experiencias, sabores, sinsabores, éxitos, ¿fracasos?, estancamientos, emociones y momentos de todos los colores.

 

El 2015 se acerca… Pasito a pasito. Y aquí estamos nosotros para recibirlo con los brazos bien abiertos y con ideas locas rondando por nuestras mentes.

 

Estos días quiero aprovechar el solsticio de invierno (21-24 de diciembre) para hacer un repaso del 2014 y comenzar a proyectar y a hacer previsiones del próximo año.
 

Ante esta tarea me encuentro con dos dificultades importantes:

 

  • No soy el tipo de persona que se le da bien vivir con objetivos. Al menos no a un nivel de planificación. Digamos que me los voy marcando según dejo que fluyan los acontecimientos, mis inspiraciones y cómo me siento. Esto ha hecho que muchas veces esté a merced del tiempo y en algunas áreas de mi vida no tan bien como quisiera. En los último tiempos he mejorado mucho y comenzar este blog hace dos años ha ayudado mucho en esta tarea.
  •  

  • Acabo de sacar mi primer libro a la venta. Esto, aunque sea una gran noticia, me tiene estos días un poco revolucionado interna y emocionalmente. Como si estuviera sufriendo algún tipo de efecto postparto. Es algo que nunca había hecho y me siento un poco desorientado. Confío en que este proceso de revisión anual y preparación me ayude a obtener cierta claridad.

 

Para llevar a cabo este plan voy a basarme un poco en los procedimientos de Chris Guillebeau, pero no tengo aun muy claro cuánto me ceñiré porque nunca me han gustado los corsés ni las estructuras rígidas. De modo que seré flexible. Por otro lado, y como bien dice él, no voy a someter mi año a planes que después no me gusten por la razón que fuera. Si planeo mi año, es mi año y soy yo el que lo vive. Importo yo más que el plan.

 

De momento compartiré con vosotros en este artículo mi Repaso del 2014. (Soy consciente de que este artículo es un poco extenso y muy personal. Si quieres ir directamente a donde hablo del regalo ve al final del artículo.)

 

Repaso anual del 2014

 

Para hacer esta reflexión sobre el año que se va voy a responder a dos preguntas:

  • ¿Qué fue bien durante este año?
  • ¿Qué no fue bien durante este año?

 

¿Qué fue bien durante este año?

 

Esta es larga. Ha sido un gran año. Sobre todo a nivel interno y personal. Seguramente me deje algunas cosas en el tintero sin querer, y otras a propósito que me reservo.

 

Sin duda, mis relaciones personales (aunque verás algunas excepciones en qué no fue bien). Durante este año he conocido a un montón de gente nueva maravillosa que se ha cruzado y se sigue cruzando por mi vida. Otras relaciones las he redescubierto y otras he profundizado más en ellas. En realidad pienso que hay gente maravillosa por todos lados y que el hecho de que ahora haya más en mi vida se debe a mi relación conmigo mismo y a mi actitud. Las relaciones personales suelen ser un reflejo de lo que ocurre dentro de ti. Tengo muy claro que tener relaciones enriquecedoras requiere de tu protagonismo completamente. Requiere acciones y de algunos cambios de percepción. Puedo ver claramente este cambio porque soy una persona con facilidad para estar sola y que en ocasiones dicha soledad no ha sido tan agradable.

 

Estos son algunas de las razones por las que creo haber enriquecido mi mundo relacional:

 

a) Tener menos prejuicios. Esto se lo debo en gran parte a practicar Biodanza. Creía que era una persona sin prejuicios, pero estaba equivocado. Me he dado cuenta que los prejuicios están muy interiorizados y que son muy variados. La biodanza ayuda a olvidarte al menos durante un buen rato de tu ego y de la palabra, y ves a los demás, aun siendo diferentes, como lo que son, personas como tú. De hecho ves reflejadas en las otras personas del grupo distintas partes de tu interior, y eso ayuda a comprender y a comprenderte.

 

b) Abrirme más y ser más vulnerable. Tememos ser vulnerables porque tememos al rechazo. Pero la vulnerabilidad te une más a los demás o por lo menos a quien mereces a tu lado. Personalmente, tras pasar una etapa muy oscura de mi vida, he aprendido a ser cada vez más y más vunerable. Esto incluye: comunicar una frustración o dificultad, expresar deseos y necesidades, decirle a alguien que te gusta, poner límites a otros, tocar, abrazar, expresar emociones, comunicarle a otro tu problema, hablar sobre tus pasiones y tus locuras más íntimas…

 

c) Realizar actividades con las que resueno especialmente. Cuando haces cosas que te gustan en grupo sueles encontrar personas de gran afinidad y de valores similares. Eso no tiene precio. En mi caso la biodanza, la meditación, este blog, pedir, y un poco de suerte de aquí y allá me ha traído gente estupenda a mi vida y ha limitado ciertos aislamientos.

 

He escrito mucho más y me he acercado a la vida de escritor. Durante unos meses las circunstancias me han permitido más o menos dedicarme a escribir en jornada completa. De esa manera he podido publicar dos artículos por semana y publicar un libro digital en tiempo récord. Este año he publicado 53 artículos (en su mayoría extensos) sin contar los que quedan, frente a los 41 del año pasado, más el libro y muchas más publicaciones por Facebook. He podido experimentar bastante bien llevado lo que es la soledad del escritor durante la jornada, algo que hacía años temía. Con esto no quiero decir que mi vida vaya a ser así (de hecho ahora no lo es), pero es interesante haberlo podido vivir y saber que puedo hacerlo.

 

Reconciliación con mi lado musical. Quizás no sea completa pero este año me he reconciliado un poco más con mi lado musical, con el que estaba muy peleado. Han surgido oportunidades de cantar entre amigos (algo que me ponía/pone muy nervioso) y encima ¡gusta! También he comenzado a cantar en una banda tributo a U2 y otros proyectos de los que os hablaré en los planes del próximo año.

 

Aumento de suscriptores en el blog en más de un 100%. Difundir este blog me cuesta muchísimo. Es un tipo de tarea que se me da bastante mal. Más bien dejo que vaya surgiendo solo y quizás eso ralentice mucho el proceso de expansión. Así que aunque parte de esto entraría en lo que no ha ido bien, el aumento de suscriptores es bastante importante. Esto se debe también a haber colaborado en el blog de Hana Kanjaa este verano.

 

Mi percepción de la vida ha cambiado radicalmente. A un nivel muy profundo. Mi conciencia se ha expandido mucho gracias a una terapia muy particular, a biodanza, a determinadas lecturas, a mis meditaciones, y esto ha hecho que no pueda entender las cosas como antes. Lo veo bastante inviable. Entre otras cosas no puedo entender la vida sin el lado espiritual. Somos espirituales o no somos. Esto me ayuda enormemente en los momentos de dificultad no como una muleta sino debido a una profunda confianza en la vida.

 

Mayor capacidad de trabajo y concentración continuada. El blog y los distintos proyectos me han ido exigiendo cada vez más y más y he ido aprendiendo a aguantar las ganas de “distraerme” cada poco tiempo y aguantar en las incomodidades que surgen cada cierto tiempo en el trabajo. Sobre todo cuando requieren ir más allá de lo que estoy acostumbrado y suponen un desafío.


 

Mayor disciplina física. No hay nada mejor como tener una gran angustia interna para salir a correr todos los días. Así acababa mi año pasado. Tras una pequeña lesión de rodilla me di cuenta que tenía que aflojar un poco. Pero ya me había comprado una pequeña equipación para correr y por primera vez en mi vida comencé a disfrutarlo. El exceso de trabajo lo ha complicado últimamente pero salir a correr casi a diario ha sido un ritual que ha marcado este año de manera muy satisfactoria. Por placer y por salud.

 

Primeros ingresos gracias a este blog. La publicación de “Mapas Para La Vida” ha conseguido que este blog comience a tener un respaldo económico, aunque sea poco a poco. Por otro lado, tras muchas resistencias, hace unos meses introduje en el blog la posibilidad de donar la cantidad que se estime para apoyar este proyecto, ya que la economía aun no es mi fuerte y este blog requiere de mucho trabajo. Aun así es una opción que puede que finalmente elimine.

 

Un buen montón de experiencias interesantes. Como ya he comentado más arriba, muchas de mis percepciones/mapas sobre aspectos fundamentales de la vida se han visto cambiados este año, y esto se debe en parte a ciertas actividades que me han ido apareciendo justo en el momento que las necesitaba. Una de las más destacables es la Biodanza, cuya práctica regular me ha ofrecido unos resultados espectaculares en cuanto a mayor conciencia, mayor afecto y vínculo con los demás, mayor apertura, mayor aceptación de los ciclos vitales, mayor capacidad expresiva y de vulnerabilidad, mayor conexión con mi cuerpo, mejor comprensión de mis aspectos emocionales y muchas otras cosas. En verano tuve la posibilidad de experimentar un fin de semana intensivo de Biodanza y otras actividades que fue de lo más parecido a experimentar el Cielo en la Tierra. Pero no sólo ha sido la Biodanza, sino también un taller de iniciación a la sexualidad y al amor consciente con Hari Dass, terapias basadas en regresiones e hipnosis, tiradas de cartas del Tarot, miniconciertos para amig@s, reencuentros familiares, paseos muy especiales por el campo con personas muy especiales, empezar a cantar por primera vez con una banda, y seguramente más que no recordaré.

 

Aprender a recibir. Más abajo hablaré de mis problemas económicos, pero he de decir que la carencia enseña muchas cosas. Este verano, cuando me daba cuenta que ya no podía aceptar ciertos trabajos (por desmerecedores y cambio de etapa), y sabiendo que quería dedicar más tiempo a este blog y a cualquier cosa que aproveche más mis potenciales, tuve que aprender a aceptar mucha ayuda. Es algo con lo que me llevo bastante mal, pero me di cuenta que tenía que aprender a amarme más a mí mismo y que quizás esa dificultad de permitirme recibir sea uno de mis mayores aprendizajes en esta vida.

 

Una cada vez más constante salida de zonas de confort. Ya sea en lo que escribo en este blog, en cómo me relaciono con los demás, tomas de decisiones, proyectos en los que me embarco, talleres/cursos a los que asisto, etc. Esto puede generar a veces la sensación de que pierdes la cabeza o de un vértigo intenso, pero por otro lado sientes que estás más vivo que nunca. Además es la única manera que existe en este planeta (hasta ahora conocida) de obtener resultados diferentes.

 

Mayor paz interna y capacidad de autogestión en los momentos difíciles. Desde ya hace mucho me ha tocado vivir una experiencia de bastante montaña rusa emocional. Algo con lo que siempre he tendido a juzgarme y a pensar que eso me convertía en una persona que estaba mal o que había algo mal en mí. Pero he de decir que en el último año he aprendido a reconciliarme con esta realidad. A aceptarla, a abrazar las distintas emociones que me salen al paso (a veces de manera inesperada), a no asustarme con los momentos emocionales más oscuros (sabiendo que pasarán y que gracias a ellos ocurren cosas maravillosas), y a encontrar paz en medio de la tempestad. Es un constante aprender y dejar ir, pero mi experiencia ha mejorado sino cuantitativamente, ¡casi cuánticamente!

 

Y por supuesto, ¡publicar mi primer libro! Aun estoy digiriendo todo esto, pero “Mapas Para La Vida” ya está a la venta. Andando por sí mismo. Y es todo un momentazo. Si te apetece apoyar a este blog y leer una información que a mí me ha cambiado la vida, puedes comprarlo aquí.

 

¿Qué no fue bien durante este año?

 

Como ya os he dicho, este ha sido un gran año. Lo curioso es que comenzó fatal. Con uno de los momentos más oscuros de mi vida, de pérdida de identidad, de norte y mucha angustia interior. Pero parece ser que se encauzó. Esto creo que se debe sobre todo a mi aprendizaje y sanación interior más que a hechos externos. Pero ahora veamos las cosas que no han ido tan bien este año, que son menos.

 

Distanciamiento de ciertas personas. Es algo que he tenido bastante presente este año. Tanto en mis pensamientos como en mi realidad. Al igual que a veces nos encontramos en el camino con personas y crecemos juntos, otras veces nos distanciamos y perdemos contacto. En ocasiones es por decisiones ajenas, otras son decisiones propias y otras es lo que parece ser simple inercia. No es siempre fácil. Y tampoco es siempre fácil de entender ni de explicar. A veces simplemente tu intuición te lleva a distanciarte. Muchas personas siguen su camino “juntas” por dependencia arrastrando patrones de comportamiento que se alimentan entre ambos y que no son saludables. No les permite ser todo lo que ellos SON y eso les hace menos libres. Personalmente no puedo explicar todos los distanciamientos que he vivido y sentido durante el 2014, pero sí he aprendido una cosa fundamental. Nada es personal. Cuando te alejas de otra persona a la que quieres no es por el otro, es por ti. Cuando otro se aleja de ti, no es por ti, es por el otro. No es personal con “el otro”, es personal con uno mismo.

 

Alimentación y ciertos hábitos. Para que engañarnos. Nuestras sociedades no tienen los hábitos más saludables. Crecemos con hábitos alimenticios dudosos (excesos de azúcares, de productos procesados, de excesiva alimentación de origen animal… ), y más tarde tendemos a enganchar nuevos hábitos aun menos saludables (alcohol, tabaco, atiborramientos, sedentarismo… ). La alimentación y la nutrición es algo que siempre me ha llamado mucho durante estos últimos años, pero reconozco que este año no ha sido muy fuerte. No he podido poner mucha energía, atención, ni dinero en ella. Lo requerían otras cosas. Y lo he aceptado. También abandoné El Desafío de 1 Receta Nueva Por Semana por motivos personales. Ahora bien, también he de decir que no la he descuidado por completo. Si descuidara mi alimentación sería completamente infeliz y no tendría energía alguna. Soy demasiado sensible a lo que como. Cuando empiezas un camino así no lo desandas cuando flojeas. Tu consciencia al respecto se ha visto acrecentada, y no serás tan tont@ de hacer tantas cosas que no te sirven ni te ayudan.

 

Por otro lado, tras unos meses sin fumar, este año volví a fumar. Sé que no fumo de la misma manera ni desde el mismo lugar que antes, pero sí que genera algún que otro conflicto. Obviamente el tabaco es malo para la salud. Y muchas veces siento que me sobra completamente. Pero reconozco que otras me gusta. Y ahí es donde se genera la contradicción interna. Y supongo que la adicción.

 

Dificultades económicas. El dinero nunca ha sido mi fuerte. Ni aun sigue siéndolo. Aunque he empezado a experimentar algo muy bonito. Recibir dinero por hacer algo que me gusta y en lo que creo. Pero ha sido un año de necesitar mucha ayuda para salir adelante. Es algo que espero poder resolver muy pronto.

 

Intensidades emocionales. En realidad no es algo exclusivo de este año, siempre he sido un poco vaivén emocional. Y a pesar de que ha sido un año con unos picos tremendos: altos muy altos, bajos muy bajos, una gran gama de colores intermedios… Quizás los bajos me ha llevado a poner este tema de nuevo aquí, pero sin duda es algo que ha ido bien este año. ¿Por? Primero porque claramente indica que ESTOY VIVO. Segundo porque eso me ha hecho experimentar un gran espectro de emociones. Y tercero, porque por primera vez en mi vida he encontrado paz en todo este movimiento emocional. Dispongo de un gran recurso para gestionar los momentos difíciles: respirar y confiar.

 

Y con esto cierro el repaso de este gran e interesante 2014. Seguramente queden cosas fuera del tiesto, pero con estas reflexiones me quedo satisfecho. Lo importante de este proceso es reconocer lo que has vivido y darle entidad. Siempre estamos demasiado obsesionados con el futuro y con lo que nos falta para ser felices. Pero en un año suceden muchas cosas, de todos los colores, y de ellas se extraen aprendizajes, también de todos los colores. Si te das cuenta, de mi lista se desprende mucho aprendizaje. Por otro lado, creo que no hace falta recordar que no comparto esto públicamente para presumir de nada, sino por si hay algo en todo este repaso que te resuene y te sirva a ti.

 

Ahora es TU turno. Si aun no has revisado tu año, te animo a que lo hagas. Puedes incluso dejarlo aquí en los comentarios. No hace falta que sea tan extenso. Por ejemplo, dos o tres cosas que fueron bien y dos o tres cosas que no fueron tan bien. Puedes incluir también algún que otro aprendizaje. De entre todos los comentarios elegiré uno (con ayuda de algún amigo imparcial) al que ¡¡¡le regalaré mi nuevo libro “Mapas Para La Vida”!!!

 

En los próximos días espero hacer la parte que más me cuesta. Planificar el año. Veamos qué sale y qué puedo compartir con vosotr@s.

 

Un fuerte abrazo y feliz fin de 2014.

 

Este hermoso ocaso captado en Aoslos me recuerda algunos de los momentos más increíbles que he experimentado este año que nos deja. (Fotografía de Carlos Hernán.)

 

¡Únete al Cambio! Introduce aquí abajo tu correo electrónico y recibirás gratis todos los artículos que vaya publicando:



7 responses to “Repaso Anual del 2014 (¡con Regalo Incluído!)”

  1. mmas says:

    Este fin de año me he jubilado… me he jubilado por enfermedad… Después de meses estando de baja laboral finalmente he decidido terminar mi etapa profesional. Ahora estoy en un momento de cambio, sé que no podré hacer según qué cosas, pero lo acepto, soy muy consciente de ello. Aún así tengo ilusión por aprender y también por hacer algún voluntariado.
    Este año ha sido bueno para mí porque he sido capaz de cerrar un periodo de incertidumbre que me estaba consumiendo. Ha sido como una liberación, siento que he tomado una buena decisión.
    En otro aspecto muy distinto ha sido menos bueno porque mis hijos se hacen mayores y se van distanciando. Sé que es ley de vida pero yo los hecho mucho en falta, aunque me gusta la soledad, su ausencia me hace sentir demasiado “sola”.
    Tengo curiosidad por leer tu libro “Mapas Para La Vida”, ya que estoy en la puerta de iniciar una nueva etapa de mi vida y aún me siento joven y con ganas de salir de la zona de confort.
    Gonzalo, te deseo a ti y a todos los lectores del blog que se cumplan los mejores deseos con la llegada del 2015.

  2. Johana says:

    Hola!!
    Gonzalo, gracias por compartirnos tu año, sin duda ha sido un año maravilloso y enriquecedor. Gracias también por llevarme a reflexionar en mi propio año y aquí os dejo lo que ha salido, aunque el “no me fue bien en esto” yo lo he cambiado por “cosas aun por resolver”.
    ME FUE BIEN!!
    1. Después de varias pruebas, obtuve un puesto de profesora en una escuela.
    2. He hecho nuevos amigos y he fortalecido los lazos con los otros.
    3. Ha mejorado un poquito la relación con mi mamá.
    POR RESOLVER:
    1. Tengo un tema con la alimentación, he pasado de vegetariana, a vegana, a crudivegana, a dieta paleo, y no encuentro la mejor para mi y con mi nuevo trabajo he quedado sin tiempo para prepararme mi comida.
    2. El ejercicio físico. Sé de su importancia, pero me cuesta ponerme en ello.
    3. La meditación. También me cuesta ponerme en ello y no encuentro el tiempo.
    4. Mejorar aún más la relación con mi mamá y demás miembros de mi familia.
    Que en este año que esta por empezar, encontremos la solución a todos nuestros problemas. Os deseo un año maravilloso y muchas bendiciones en el camino. Abrazos!!

  3. Patricia says:

    Este año… un año difícil, de muchos cambios, tanto internos como externos. Después de 9 años trabajando estoy en el paro, lo que me ha permitido tener mucho tiempo para dedicarme para mi. Hace ya varios años que empecé a hacer meditación, pero hasta este año no la había practicado con tanta constancia, ni tanto tiempo por cada sesión. Esto ha hecho que aparezcan mis sombras; ¡no sabía que se podía esconder tanta porquería debajo de la alfombra! Y cuando parece que ya salió todo, vuelve a aparecer más y más. A veces hace que tenga días malos, pero merece la pena porque los momentos de paz cada vez son más frecuentes y más largos. Así que lo que más destaco de lo que ha ido bien este año es: la meditación; hacer las paces con mi sombra (aunque todavía me queda); aceptar y disfrutar mi estado de ‘parada’, y no enloquecer pensando en lo que pueda pasar mañana; dedicar más tiempo a lo que me hace sentir bien de verdad (el Aikido); darme cuenta de que las relaciones personales que tengo en general no me llenan y que quiero mejorar ese aspecto, abrirme más.
    Lo que me queda por resolver (como muy bien dice Johana): relaciones personales, quiero abrirme más, mostrarme más, y encontrar mi tribu (gracias al Aikido estoy encontrando a gente con la que me siento bien y con la que estoy empezando a compartir cosas que nunca imaginé), me queda mucho por trabajar en este aspecto. Intensidades emocionales, debido a que estoy sacando cosas de mi que tenía muy escondidas, he tenido días muy malos; también momentos en los que parecía estar en el nirvana… todavía estoy aprendiendo a distanciarme y simplemente observar mis pensamientos y emociones; me queda trabajo por hacer.
    Nota: ya compré tú libro, así que no necesito otra copia. Lo recomiendo. Gracias Gonzalo sobre todo por los capítulos de Ahora, Sombra, Proyecciones e Inconsciente.
    Un beso a todos y que este año nuevo este lleno de AMOR.

  4. Gonzalo says:

    Y la ganadora es………

    ¡Bueno! ¿Por qué no laS ganadoraS?

    ¡¡¡¡Johana y mmas!!!!!!

    Patricia me lo perdona porque ya lo tiene 🙂

    Estar pendientes a vuestro email porque lo recibiréis.

    ¡¡Gracias por participar pero sobretodo por hacer la reflexión de vuestro año!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *