TÚ PUEDES AYUDAR

 

Cada vez que voy a escribir un artículo me pregunto a mí mismo:

 

“¿Cómo puedo hacer para escribir algo que sirva y ayude al que lo lea y además sentirme bien yo mismo?”

 

Esos son los dos motivos principales por los que escribo en este blog.

 

Por un lado satisfacer mi necesidad de expresarme, y por otro contribuir a mejorar nuestras vidas en este planeta.

 

Creo que todos podemos hacer algo al respecto y esta es de momento la mejor manera que he encontrado a un nivel abierto y público.

 

Pero mis capacidades y recursos no siempre son todo lo potentes que yo desearía y es aquí donde tu ayuda sería muy útil y muy bien recibida.

 

¿Cómo puedes TÚ ayudar?

 

Muy sencillo.  Hay dos maneras muy concretas:

 

1. Comparte lo que publico.

 

Si crees que lo que has leído ha contribuido de alguna manera a tu momento, por la razón que sea, entonces te pido un pequeño favor:

 

COMPÁRTELO.

 

Aunque sea con una persona, con dos o con tres. Les puedes enviar un email, un WhatsApp, o compartirlo en las redes sociales.

 

Cualquier pequeño movimiento puede generar una gran cadena.

 

Y lo que a ti te ha podido ayudar, a otro le puede cambiar la vida. Hay determinada información sensible que puede favorecer mucho a una persona en un momento determinado. Incluso aunque esta se ofrezca de manera gratuita.

 

Es el Poder de las Ideas, en el que creo firmemente, porque a mí me ha sucedido.

 

Así que compartir lo que publico con total libertad piénsalo como un favor que les haces a los posibles receptores más que a mí.

 

Pero en ese caso, yo te digo, GRACIAS. Muchas gracias.

 

2. Haz una donación.

 

La segunda manera en la que puedes ayudar es puramente económica. Aunque detrás hay un valor mucho más potente.  Ya que considero que el dinero es neutro.

 

Mantener, idear, organizar y escribir con asiduidad un blog de estas características no sólo quita MUCHO MÁS TIEMPO del que puedas imaginarte, sino que también quita dinero. Dinero que cuesta pagar un dominio, un alojamiento web mensual, conseguir nueva información,… Y también el dinero que se pierde al no trabajar en otras cosas con las que contribuiría mucho menos, me sentiría menos realizado, pero simplemente sobreviviría. Este blog no lo hago como un hobby, aunque me encante hacerlo.

 

No es una queja. YO HE ELEGIDO ESTO. Y lo hago con sumo agrado. Porque es la llamada que siento y me hace sentir muy bien.

 

Así que tras resistirme a poner esta opción, he decidido ofrecerla, a modo de experimento y a modo de transición hasta que mi situación económica se rediriga con un mejor rumbo.

 

Estoy trabajando en proyectos para vender aquí en el blog. Pero son formatos aun desconocidos para mí, y no quiero sacar cualquier cosa. Lleva su tiempo.

 

En cualquier caso, si quieres ayudar económicamente a que este blog siga creciendo y este mensaje transmitiéndose, puedes donar la cantidad que desees (nunca es poco), pulsando el siguiente botón a través de PayPal:

 

 

Es una vía fácil y completamente segura.

 

GRACIAS de nuevo.

 

Hagas lo que hagas, esto existe gracias a ti.