Una Semana Para Reinventar Tu Vida

 

Por Gonzalo Fuentes

 

Esta semana vamos a hacer algo grande. Revolucionario. Y no va a ser ni tan difícil ni tan complicado. Algo que puede tener unos beneficios tremendos en tu vida. A corto y largo plazo. Pero enfocado de tal manera que no salgas corriendo del miedo que te entre. Un desafío, sí. Pero un desafío posible. Necesitamos ver que las cosas son posibles.

 

Y para ello vamos a hacer algo aparentemente muy tonto…..

 

…Cosas Nuevas….

 

¡Sí! Ya lo he dicho otras veces en el blog. Tenemos que añadir cosas nuevas a nuestros pensamientos, a nuestras acciones, a nuestras emociones, a nuestras rutinas, a nuestras relaciones, porque sin ellas, la vida pasa de largo… y aquí todo sigue i-g-u-a-l. O aun peor, todo sigue dictado por otros.

 

El problema es que no estamos acostumbrados a hacer cosas nuevas… ¿No?… Venga… De verdad… ¿Cuántas cosas nuevas haces todas las semanas? ¿Decides TÚ lo que hacer con la semana? ¿O más bien la semana decide qué hacer contigo? Las semanas vienen dadas por una sencilla razón:

 

Porque nos han enseñado que así sea.

 

Y todo tu Inmenso Poder queda reducido a una mierda.

 

Básicamente.

 

Así que vamos a ponernos las pilas. Pero de una manera muy fácil y en la que TÚ tienes el control, la creatividad y la libertad de decisión.

 

¿Cómo lo vamos a hacer?

 

Muy sencillo.

 

Vamos (y digo “vamos” porque yo también lo voy a hacer) a hacer una cosa nueva durante cada día de la siguiente semana.

 

Eso es. Una cosa nueva para cada uno de los próximos 7 días.

 

O lo que es lo mismo…

 

7 cosas nuevas en 7 días.

 

¿Y a qué me refiero con “cosa nueva”?

 

Bueno, es bastante sencillo. Tú sabes QUÉ ES NUEVO PARA TI.

 

+ Algo que no has hecho en tu vida.

 

+ Algo que no haces en muuuuuucho tiempo.

 

+ Algo que lleva aguardando demasiado tiempo en la guantera de tu vida.

 

¿Fácil no?

 

Pues bien, antes de que salgas corriendo porque te entre el miedito y las resistencias, te voy a tranquilizar, porque……

 

No tiene porque ser algo ni MUY grande ni MUY difícil.

 

No seas tan duro contigo. Si hace mucho que no haces cosas nuevas de manera habitual no puedes pretender ser Hulk Hogan. No puedes levantar 100 kilos de peso si antes no has levantado pesos mucho más ligeros. Con eso sólo lograrías lesionarte y dejar de hacerlo.

 

Así que TÚ tienes el poder de decisión y la libertad de escoger las características y dimensiones de esa cosa nueva. Tú y nadie más que tú.

 

Pero antes de seguir. Puede que te estés preguntando: “¿Por qué demonios iba a perder yo el tiempo haciendo esto?”

 

Muy buena pregunta.

 

Beneficios de Una Semana de Cosas Nuevas

 

Veamos algunos de los beneficios de llevar a cabo este desafío:

 

1. Acostumbrarte a salir de zonas de comfort. Los únicos logros de tu vida han ocurrido al salir de tus zonas de comodidad. El problema es esperar siempre a que esa salida venga dada de fuera. Entonces tú no tienes el control. Sino que simplemente te adaptas a las circunstancias externas. Es como nos han educado: ir al colegio, cambiar de instituto, ir a aquel campamento, a aquella actividad extraescolar, elegir una carrera, encontrar un trabajo, encontrar otro trabajo, aprender un idioma, casarte, tener hijos,… Existen unas pautas dadas por un guión externo impuesto. Esas pautas te obligan a salir de tus zonas de comfort. Pero son muy pocas y ni siquiera puede que sean las que más deseas. Ejercitar esto es una gran práctica para que el guión lo escribas más tú y tengas un abanico de posibilidades infinitamente más amplio.

 

2. Ampliar tu conciencia y autoconocimiento. Conocerte mejor y cómo funciona la vida sólo te lo dan las experiencias y las vivencias. Dar estos pasitos estos días te va a enseñar que eres mucho más rico y complejo de lo que pensabas. Aunque experimentes un poco de un muy sano caos. También sabrás distinguir mejor lo que te gusta de lo que no te gusta (y a veces sorprenderte con esto).

 

3. Aumentar tu poder personal. Hacer cosas nuevas te carga las pilas. Creces en autoconfianza y autoestima. Te sentirás mejor en tu piel y los demás lo notarán.

 

4. Vencer miedos tontos. Derrumbar barreras imaginarias y autolimitaciones que te impiden avanzar, aunque sea a base de pequeños pasos, te irá dando mucha más libertad de acción y de elección.

 

5. Ver de lo que eres capaz. Hacer algo nuevo sea grande o pequeño es una manera de sorprenderte con tus propias capacidades. Lo bueno de esto no es sólo reconocer lo que has sido capaz de hacer, sino que sentirás que puedes hacer más.

 

6. Desatascar bloqueos. En nuestra mente y cuerpo se van levantando presas que impiden el flujo natural de nuestra vida. Muchas se deben a la “gran carga” de cosas pendientes. Cada “presa” que derrumbas ayuda a que nueva vida entre en tu experiencia, la energía se mueva y fluya.

 

7. Aumentar tu felicidad. Tu paleta de experiencias vitales. Normalmente no nos damos cuenta de lo importante que ha sido hacer algo nuevo en nuestra vida hasta después de hacerlo. Es así como funciona. Así que hazlo.

 

8. Obtener sorpresas de la vida. Hacer cosas nuevas y salir de zonas de comfort es una manera bastante directa para sonsacarle a la vida algo sorprendente e inesperado. A veces la acción primera era bastante tonta y de poco valor en comparación con lo que te esperaba más allá.

 

9. Evolucionar, crecer. Madurar en el mejor sentido de la palabra. No “la madurez” que otros te quieren imponer. Sino la madurez que viene de tu semilla convirtiéndose en el fruto que realmente le corresponde y desea ser.

 

¿Te parecen pocas recompensas? Lo dudo (tengo más, pero no me apetece aburrirte con demasiadas).

 

Veamos entonces cómo abordar este desafío.

 

El Desafío de 7 Cosas Nuevas Durante 1 Semana

 

Lo primero es cuándo empezar. Muy fácil. Hoy. A más tardar mañana. ¿Por qué tan rápido? Pues porque si tardas más vas a buscar las 7 cosas nuevas “perfectas” que hacer durante la semana. Y eso no le interesa a nadie. Ya tendrás tiempo de seguir y perfeccionar si te gusta la experiencia. Tras esos 7 días tienes otros 365. Y tras esos, otros 365…

 

No nos interesa pensarlo demasiado. Ni a ti ni a mí. Sino estamos cagados. Y al fin y al cabo, ¡son sólo 7 días!

 

Como ya te he dicho quiero que todo sea muy básico para que tú tengas tu propia libertad creativa y de decisión durante la semana. Yo sólo te propongo que hagas una cosa nueva cada día durante 7 días. (Si un día no la haces, al día siguiente tendrás que hacer dos. Pero mejor que no sea así, ¡porque te suspendo!)

 

La metodología puede cambiar para cada uno, porque depende de tus rutinas, personalidad y momento en el que te encuentres. A unos les puede ayudar pensarlo nada más despertar, o desayunando. “Qué voy a hacer nuevo hoy.” Otro puede que prefiera improvisar durante la jornada. Otro puede preferir planificar ahora de un tirón los 7 días. Tú decides.

 

Sea como sea también te digo una cosa. Lo importante es hacer una cosa nueva. No la cosa en sí. Si por ejemplo, has planeado hacer una cosa un día y durante el día, o bien no lo ves claro, o te entra el miedo, o no te convence ni te gusta tu idea, o prefieres otra, puedes cambiar y hacer otra cosa distinta que hayas visto más apropiada. Si es por miedo yo te diría que la hicieras aun así (de hecho si tienes un poco de miedito los resultados serán aun mejores). Pero lo que sí que NO puedes es pasar el día sin hacer UNA cosa nueva.

 

Divertido, ¿verdad?

 

Puede que ahora no sé te ocurra nada nuevo que hacer. La mente es así de caprichosa. Pero créeme, tu mente te dará ideas. Es sólo cuestión de estimularla. Aquí van algunas para ir despertando tu imaginación:

 

– Comprar el billete de aquel viaje que siempre pospones.

 

– Acercarte a hablar sin expectativas con esa persona que tanto te gusta del trabajo.

 

– Comprar o empezar a leer aquel libro que sabes te va a gustar o ayudar.

 

– Hacer aquella llamada o contacto que tanto te cuesta pero que puede cambiar las cosas a mejor.

 

– Salir a correr o probar una clase de Yoga.

 

– Sentarte diez minutos a meditar.

 

– Intentar cocinar aquello que no te atreves nunca a atacar.

 

– Escribir algo: un diario, un artículo para un posible blog, una canción,…

 

– Ir a esa terapia o coach que sabes te va a ayudar a ser más feliz.

 

– Dar un primer paso para aprender sobre algo.

 

– Quedar con “esa” persona y dejarte llevar…

 

– ¡Lavarte los dientes antes de acostarte!

 

Tú sólo sabes qué es nuevo para ti. Ahí van algunas ideas. Cada una sería una cosa nueva. Es decir, empezar ese libro sería nuevo “el empezarlo”. Seguir leyendo al día siguiente no, aunque puedas hacerlo. Al día siguiente, ¡otra cosa nueva!.

 

Tómate este desafío como un pacto de sangre contigo mismo. No es tan difícil.

 

Y como una de las mejores cosas de la vida es compartir, te propongo una última cosa:

 

Compártelo con Nosotros (o con quien te de la gana)

 

Compartir eleva nuestras experiencias y hazañas a una nueva dimensión. Es como si al no compartir se le fuera toda la gracia al asunto. Está muy bien escalar el Everest, pero si luego no le cuentas tus experiencias a tus amigos como que no es lo mismo. Se queda un poco seco el tema.

 

Así que te propongo que compartas “tu cosa nueva del día” en Twitter, en Facebook, en tu red social preferida, o simplemente con tus amigos. A mí me fliparía que lo compartieras con nosotros. ¿Cómo? Muy fácil. O bien tuiteándolo y poniendo @diadespuesblog o en esta página de Facebook de El Día Después o aquí abajo en los comentarios. También puedes añadir la etiqueta #cosasnuevas. Como tú prefieras. Pero sería un inmenso placer y así podría estar al corriente de cómo os está yendo vuestro desafío.

 

También sería genial que le pasaras este artículo a aquellos amigos o familiares que te gustaría se unieran a esta aventura. ¡Cuántas cosas nuevas podemos hacer en esta semana!

 

Decirte que puede que estés leyendo este artículo en un momento posterior a su publicación. Eso no importa. Haz tu desafío cuando quiera que sea el momento que leas esto. Al fin y al cabo, ¡es algo que deberíamos hacer durante toda nuestra vida!

 

¡Vamos a por ello! ¡Reinvéntate!


Yo, hace unos años, pensándomelo muy muy MUCHO.
 

¡Únete al cambio! Recibe nuevos artículos de El Día Después en tu correo :

 

 



6 responses to “Una Semana Para Reinventar Tu Vida”

  1. MARIA BAYO says:

    Challenge accepted!!!
    Me ha encantado este artículo, tiene un aire fresco, vivo, juguetón nuevo que me agrada mucho. Espero que sea reflejo de un cambio bueno en tu vida.
    Lot of happiness for everyone!!

  2. Belén says:

    SRrHola Gonzalo Llevo un tiempo leyendo este blog q encontré por fa su al idea Decirte GRACIAS, GRACIAS. Me está haciendo entenderme un poquito más y resulta muy agradable.

    Mis 7 cosas de la semana están siendo:
    Domingo: despedirme de una persona muy, muyquerida.
    Lunes: subir el puerto Pajares, que llevaba una temporada q me dabage mucho miedo.
    Martes: gritar como una loca :), en un acantilado.
    Miércoles: salir a la terraza desnuda y recibir el sol y el viento en mi cuerpo.
    Jueves: escribirte para contártelo.

    Todavía me faltan dos días q no he pensado.

    Es una sensación extraña, agradable y dulce. .
    Ya contare as cosas nuevas q me faltan y las sensaciones y pensamientos y reacciones que me producen.
    Decir te una vez mas GRACIAS y
    Hasta el próximo día.

  3. Belén says:

    Hola Gonzalo, el otro día te escribía desde en móvil y me resultaba muy incómodo. Ahora ya estoy en el ordenador y es más fácil.
    Me había quedado en el jueves. Pues el viernes fui a una ciudad grande y desconocida y tuve que conducir sin conocerla y sin saber a donde iba exactamente: decidí no enfadarme y preguntar a la gente (doblemente difícil puesto que no hablo el idioma de esa ciudad)y al final llegue al sitio que tenía que llegar a la hora, relajada y feliz. Es decir, el jueves no enfadarme por no saber llegar a los sitios y preguntar.
    El viernes: dormir la siesta en un paisaje precioso sin importarme lo que pasará alrededor.
    Y ya lanzada: el sábado disfrutar del paisaje, el domingo bailar y escuchar música de un estilo que no me gusta nada y que siempre me pone los pelos de punta.

    En fin que me he pasado toda una semana haciendo cosas nuevas y que antes me resultaban difíciles de hacer y, aunque no ha sido tan fácil ni tan difícil como parecía, a lo largo de los días me he ido sintiendo mejor. Creo que es bueno proponerse todos los días algo fácil o difícil o simplemente cuando surja, sin haberlo planificado, adaptarte a las situaciones y cambiar las formas de hacerlo habitualmente.
    Muchas gracias nuevamente, y te seguiré leyendo.
    ¡¡Abrazos y felices días!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *